26 de enero de 2009

La Fortuna - Monteverde (día 6)

Cuando preparé éste viaje la visita a Monteverde es la que estuvo a punto de ser borrada del itinerario, al final decidí visitar la región y no me arrepiento. Tras Tortuguero fue el lugar que más me gustó. Si decides ir hay que armarse de paciencia y tomarse el viaje con tranquilidad. Tras rodear el lago Tilarán empieza el suplicio por una pista no asfaltada y en algunos casos llena de baches y de piedras. El viaje te lleva más de 3 horas para recorrer 110 Km. La población más grande de la zona es Santa Elena, que tiene el lujo de disponer de calles asfaltadas. De aquí parte un camino en muy mal estado a la Reserva de Monteverde. Esta fué fundada en los años 50 por familias de cuáqueros estadounidenses y es un lugar con mucho encanto al haber sabido preservar su entorno pese al turismo masivo (uno de los motivos por los que se niegan al asfaltado de sus caminos).


- Lago Tilarán -


Nos alojamos en el Hotel Fonda Vela, el que más nos gustó del viaje. No dudes en ir a él si visitas Monteverde. Las habitaciones son espaciosas y con bonitos muebles de madera, y el entorno es precioso, rodeado de bosque y con caminos de senderismo dentro del hotel. Está al final de Monteverde, próximo a la Reserva del Bosque Nuboso. También te recomiendo su restaurante, con muy buena relación calidad/precio.


Por la tarde contratamos una excursión, en la misma recepción del hotel, para hacer canopy, denominación costaricense de las tirolinas.  Se pueden hacer circuitos de canopy en cualquier lugar del país pero los más recomendables, por su longitud, son los de Monteverde. Es una actividad apta para todos los públicos, segura (llevas arnés, casco y guía) y hace liberar adrenalina. Otra opción más tranquila es la de los puentes colgantes que permite ver aves y el "techo" del bosque.




- Canopy -








No hay comentarios:

Publicar un comentario