29 de marzo de 2009

Florencia: iglesias

Y terminamos la visita a Florencia con sus iglesias.

6. Santa Croce, situada en una plaza con bonitos edificios, entre los que destaca el Palacio dell'Antella, con frescos en su fachada. Alberga las tumbas de Miguel Angel, Rossini, Maquiavelo, Galileo, Leonardo da Vinci y algunos cenotafios (monumentos funerarios) como los de Dante y Rafael. Cerca de la entrada hay una estatua que inspiró al creador de la estatua de la libertad de Nueva Yok, la verdad es que se parece. No dejes de visitar la capilla próxima al coro, decorada con unos preciosos frescos de Giotto sobre la vida de San Francisco. Al lado de la sacristía puedes ver trabajar a los artesanos de la escuela del cuero. Por último se visita el claustro con la capilla renacentista de los Pazzi, obra de Brunelleschi.



- Basílica di Santa Croce -


7. Otra iglesia interesante es Chiesa San Lorenzo, encargada por los Médicis a Brunelleschi y terminada por Miguel Angel. Su interior es sencillo, con proporciones perfectas de sus tres naves. La sacristía es una obra maestra de Brunelleschi y Donatello.

8. Por último Chiesa Santo Spirito, que tiene la ventaja se ser gratuita (en las otras dos hay que pagar entrada). También obra del omnipresente Brunelleschi. En la sacristía hay un cristo esculpido en madera por Miguel Angel.

9. Alejada de la mayoría de los circuitos turísticos se encuentra una iglesia muy interesante, que desgraciadamente no nos dio tiempo a ver, Chiesa San Miniato al Monte, de estilo románico.





26 de marzo de 2009

Florencia: Uffizi y Ponte Vecchio

3. Galleria degli Uffizi. Situada adyacente a la Piazza della Signoria. Es una de las grandes pinacotecas del mundo, con la mejor colección de pintura Renacentista, recogida por los Médicis a través de los siglos. Intenta ir a primera o última hora para evitar, en la manera de lo posible, las interminables colas, nosotros estuvimos 2 horas. También es posible reservar la entrada, pero tampoco evita hacer cola, eso si, más breve. En la tienda del museo venden guias para todos los bolsillos, es conveniente comprar una para no perderse entre tanto cuadro. No dejes de ver "El nacimiento de Venus" y "La alegoría de la primavera" de Boticelli, "La anunciación" de Leonardo Da Vinci, "La Sagrada Familia" de Miguel Angel y mi favorito, "Los Duques de Urbino" de Piero Della Francesca. Desde la terraza de la cafetería se tienen buenas vistas del Palazzo Vecchio. El otro gran museo florentino, Galleria dell'Accademia, con la escultura de David de Miguel Angel, desistimos de verlo por no tener que aguantar otras 2-3 horas de colas.


4. Al lado se encuentra el rio Arno, junto con su puente más famoso, el Ponte Vecchio, el único que se salvó de los bombardeos de la II guerra mundial. En sus márgenes hay pequeñas casitas que albergan joyerías. Aunque está plagado de turistas, no pierde su atractivo y es una de las imágenes más clásicas de Florencia. La mejor vista se obtiene desde otros puentes o desde los márgenes del río.





- Ponte Vecchio -


5. Cruzando el Ponte Vecchio se llega al Palazzo Pitti, residencia de los Médicis, con una larga fachada de piedra en una gran plaza. Si no te has cansado de ver museos, aquí hay varios, el más famoso es la Galleria Palatina, que alberga las obras de arte coleccionadas por los Médicis, y los jardines de Boboli. En una plaza adyacente (Piazza San Felice 8-10), hay un pequeño restaurante "La Mangiatoia", donde acuden principalmente florentinos. Sirven comida casera italiana a un precio muy asequible. El tiramisú es el mejor que he comido.


23 de marzo de 2009

Florencia: Duomo y Signoria


1. Comenzamos la visita por la Piazza del Duomo, presidida por la Catedral Sta. Maria del Fiore o Duomo. Exteriomente está revestida de mármoles policromos que le dan un aspecto distinto al de otras catedrales, sin embargo el interior es bastante simple. La joya de la catedral es la famosa cúpula de Brunelleschi, una maravilla de la arquitectura de todos los tiempos. Se puede subir hasta la linterna de la cúspide (ojo, nos han contado amigos que da vértigo). Nosotros decidimos subir al Campanile, desde donde se tiene la mejor vista de la cúpula del Duomo. Eso si, hay que aguantar 414 escalones de subida, además de pagar la entrada y esperar la cola. El Campanile de Giotto es uno de los mejores de Italia, recubierto, como el Duomo, de mármoles de colores.

El tercer monumento de la Piazza es el Baptisterio, lugar donde se bautizaban a los nuevos cristianos, ya que en la Edad Media la entrada a las iglesias estaba prohibida a los no bautizados, y se situaban adyacentes a éstas. No debes perderte las puertas del paraiso esculpidas por Ghiberti, de un detallismo sorprendente. Son copias de las originales que están en el Museo de la catedral, al igual que la Piedad de Miguel Angel. Nosotros no le visitamos por falta de tiempo (Florencia es interminable...)



- Duomo, cúpula de Brunelleschi -

2. Muy cerca se situa la Piazza della Signoria, uno de mis lugares favoritos de la ciudad, ya que simboliza su riqueza cultural, histórica y artística. Presidida por el Palazzo Vecchio, a cuyos pies se encuentra una copia del famoso David de Miguel Angel (original en la Galleria dell'Accademia). Al fondo de la plaza se situa la loggia della Signoria, un pórtico que alberga múltiples esculturas magníficas, que la convierten en un auténtico museo al aire libre.



- Plaza de la Signoria -


20 de marzo de 2009

Fiesole

Buscamos un hotel con parking en Florencia, lo cual encarecía mucho el precio o estaba lejos del centro, por lo que nos decidimos por la Pensione Bencista, en Fiesole, una pequeña localidad en una colina a 7 Km de Florencia. Es un hotel encantador que parece sacado de la película de James Ivory "Una habitación con vistas". Desde la terraza y desde la mayoría de las habitaciones se tienen unas vistas espectaculares de Florencia. El desayuno y la cena son correctos. Es algo cara, pero recomendable si buscas un lugar tranquilo, romántico y con encanto.


- Vista de Florencia desde Pensione Bencista -

En Fiesole se puede visitar el teatro romano, la catedral, la iglesia de San Francisco y la villa Médicis.
Desde aquí en 10-15 minutos en coche estás en Florencia. También se puede coger el autobús nº7 que para en la Piazza del Duomo.

17 de marzo de 2009

Toscana

La Toscana es una región situada entre el Norte y el Centro de Italia. Es rica como pocas en Historia, siendo la cuna del Renacimiento. Hay infinidad de lugares que visitar y el viaje se puede alargar hasta el infinito si se desea verlo todo: Florencia, Siena, Pisa, Lucca, San Gimignano, Volterra, Cortona, el Chianti, Montepulciano, la isla de Elba....

Este fue un viaje que decidimos a última hora en la Semana Santa del 2008, de tan sólo cuatro días, limitado al triángulo Florencia, San Gimignano y Siena.

Pisa y Florencia tienen aeropuerto internacional, pero al preparar el viaje tarde los billetes eran muy caros, por lo que volamos a Bolonia, 100 Km al norte de Florencia, a una hora larga por autopista.

Aunque te puedes desplazar perfectamente en transporte público, lo más cómodo es alquilar un coche, especialmente si quieres visitar pueblecitos, eso si, armaté de paciencia porque el tráfico en las grandes ciudades es caótico y aparcar casi una misión imposible.

Si en otros viajes previos a Italia comimos mal y muy caro, en éste fue todo lo contrario, sólo es necesario una buena guía. Os recomiendo la Trotamundos titulada "Florencia y Toscana".

13 de marzo de 2009

Laguna azul (día 8)

Tras desayunar en el hostel en un ambiente juvenil internacional decidimos pasar nuestras últimas horas en Islandia relajados en las aguas de la laguna azul. Este es probablemente el lugar más visitado del país, está muy próximo al aeropuerto y es ideal pasa pasar las horas muertas antes del vuelo. Aunque está lleno de turistas y no tiene el encanto de los parajes solitarios del resto de la isla, os lo recomiendo sin duda.

- Laguna azul -

La laguna azul es una gran piscina termal formada por agua procedente de manantiales volcánicos y de una planta geotérmica situada a la orilla. Lo ideal tiene que ser bañarse en invierno con la nieve salpicando la arena volcánica de la orilla, pero en cualquier época del año es una delicia relajarse en sus aguas azules humeantes y embadunarse el cuerpo con el lodo del fondo depositado en unos barreños, que hacen las delicias de los turistas y que dicen tener propiedades mineromedicinales. Además hay saunas naturales, pequeñas cascadas y hasta te puedes dar un masaje tumbado en una colchoneta en el agua.

Tras llenar el depósito del todoterreno en una gasolinera próxima, entregamos el coche en el parking del aeropuerto y nos despedimos de Islandia, sin duda uno de los lugares, sino el mejor, que hemos visitado hasta la fecha.

11 de marzo de 2009

Reykjavík (día 7)

Al llegar a la capital nos dirigirnos al Hostel, donde habíamos reservado una habitación familiar para nosotros sólos, con baño incluido. Sin duda es el mejor hostel de la isla, no tiene nada que envidiar a un moderno hotel. Os recomiendo hacer la reserva con mucho tiempo de antelación porque suele estar lleno. La única pega es que está a las afueras de la ciudad.

- Tjörn -

Reykjavík se recorre facilmente en una tarde. Su casco histórico es pequeño y se visita sin problemas andando. Carece de grandes puntos de interés, pero tiene el encanto de las ciudades pequeñas bien cuidadas. Uno de los ejes de la ciudad es Tjörn, un lago lleno de aves. Desde allí se puede dar un paseo hasta el puerto callejeando entre casas de madera de colores. En el paseo marítimo está la escultura "la barca del sol", una barca vikinga desde la que se puedan hacer buenas fotos con el mar de fondo. Nos sorprendió lo animadas que estaban las calles, en verano los islandeses aprovechan al máximo los escasos días llenos de luz, siendo famosa la vida nocturna de la capital (los ingleses se van allí de marcha). Cenamos en una cadena de fast food llamada American Style, cercana al puerto; curiosamente me enteré más tarde que era el restaurante favorito del gran ajedrecista americano Bobby Fisher, que pasó los últimos días de su vida en Islandia.

9 de marzo de 2009

Akureyri - Reykjavík (día 7)

Para regresar a Reykjavík decidimos abandonar la Ring Road y cruzar la isla por el interior, a través de la Ruta Kjölur (35). Desde el Norte comienza en Blönduós y termina en Gulfoss. Si alguna vez has soñado con conducir un todoterreno en un rally esto se le asemeja bastante. Una pista de tierra interminable y solitaria en un paisaje de ensueño. Tan sólo nos cruzamos con algún que otro coche y esforzado ciclista (Islandia es un gran destino para los aficionados a la bicicleta). No es necesario vadear ningún río y con un todoterreno se hace sin dificultad.


- Ruta Kjölur -

El punto fuerte de la ruta es Hveravellir, un área geotermal con fumarolas y manantiales de agua caliente y una piscina natural donde nos bañamos con unos turistas daneses. Hay una cabaña que perteneció a un bandido, Fjalla-Eyvindar, el cual sembró el terror en el siglo XVIII a los viajeros que utilizaban la ruta para llevar mercancías al norte de la isla. En el área hay unas mesas donde poder comer tranquilamente mientras se disfruta del maravilloso entorno. Como la ruta Kjölur finaliza en Gulfoss, aprovechamos para volver a ver la catarata de nuevo y también el Geysir, antes de dirigirnos a la capital, donde llegamos sobre las 4 de la tarde.

- Hveravellir -



5 de marzo de 2009

Akureyri (día 6)

Akureyri es la principal localidad del Norte de Islandia y la más bonita del todo el país. Está situada en un enclave privilegiado al fondo del fiordo Eyjafjördur. Al estar protegida por las montañas tiene un microclima más caluroso que el esperado para una ciudad próxima al circulo polar Ártico. La llegada en coche por la carretera que bordea el fiordo es espectacular, divisando toda la bahía, en la que atracan los grandes cruceros de las rutas turísticas que recorren los paises Escandinavos.
La ciudad en si carece de grandes monumentos, quizás lo más interesante sea el jardín botánico, pero es muy agradable y animada, llena de turistas y de tiendas de recuerdos.

- Bahía de Akureyri -

Nos alojamos en la Akureyri Ghesthouse, donde no tenían constancia de nuestra reserva. Menos mal que confirmo las reservas una semana antes e imprimo el e-mail correspondiente. Tras entregárselo a la amable recepcionista nos buscó alojamiento en un establecimiento de las misma cadena en la calle adyacente. Una gran habitación con muebles nuevos, colchones y edredones de ensueño. Lo mejor de la Ghesthouse es su céntrica localización, en plena calle comercial. 
Cenamos en el Restaurante Bautinn, muy próximo, con una excelente relación calidad-precio. Si vais con niños, es un lugar muy familiar, con una zona de juegos reservada para los peques. Fue la mejor comidad del viaje, sin duda.
Esta fué la etapa más corta de todo el viaje, tan sólo 162 Km.

2 de marzo de 2009

Lago Mývatn (día 6)


La siguiente visita fue Dimmuborgir, los castillos negros, formaciones rocosas de lava de formas caprichosas, algunas con nombre propio. La más conocida es Kirjan, la iglesia, similar a la del Parque Jökulsárgljúfur, pero formada por lava, en lugar de basalto. La zona se puede visitar en una hora y las diferentes rutas están bien señalizadas.

Siguiente parada, Höfdi, una lengua de lava que forma una pequeña península dentro del lago y desde cuya orilla se pueden ver los Klasar, pilares de lava que recuerdan a los menhires y cuya silueta recortada sobre el lago es una de las estampas más fotografiadas de toda Islandia, especialmente al atardecer.



- Dimmuborgir -

La última visita fue Skútustadagígar, donde se pueden ver los mejores pseudocráteres. Éstos se formaron al caer lava sobre el lago y atrapar en su interior agua, que al ser sometido a altas temperaturas terminaba explotando, dando lugar a éstas formaciones en forma de cráter, pero que nunca lo fueron como tal, ya que no formaron parte de un volcán. Son el icono del lago.
Unos Km más adelante sale la carretera 848 que rodea al lago por su lado Oeste, nosotros no la seguimos. Si continuas la ruta puedes subir a otra colina, Vinbbergjarfjall, desde donde se deben tener unas increíbles vistas de los pseudocráteres, y ver una zona protegida de anidamiento de aves.


- Pseudocráteres de Skútustadagígar -


Siguiendo por nuestra inseparable carretera 1, nos detuvimos, antes de llegar a nuestro destino en Akureyri, en la última catarata, Godafoss. Antítesis de Dettifoss, poco espectacular en cuanto al volumen de agua, pero preciosa. Situada en una pradera muy próxima a la carretera y de muy fácil acceso. Tiene además interés histórico, ya que su nombre, catarata de los dioses, hace referencia a que aquí el portavoz del parlamento arrojó los ídolos de los dioses nórdicos en el año 1000, como símbolo de que Islandia abrazaba la fe cristiana.


- Godafoss -