9 de marzo de 2009

Akureyri - Reykjavík (día 7)

Para regresar a Reykjavík decidimos abandonar la Ring Road y cruzar la isla por el interior, a través de la Ruta Kjölur (35). Desde el Norte comienza en Blönduós y termina en Gulfoss. Si alguna vez has soñado con conducir un todoterreno en un rally esto se le asemeja bastante. Una pista de tierra interminable y solitaria en un paisaje de ensueño. Tan sólo nos cruzamos con algún que otro coche y esforzado ciclista (Islandia es un gran destino para los aficionados a la bicicleta). No es necesario vadear ningún río y con un todoterreno se hace sin dificultad.


- Ruta Kjölur -

El punto fuerte de la ruta es Hveravellir, un área geotermal con fumarolas y manantiales de agua caliente y una piscina natural donde nos bañamos con unos turistas daneses. Hay una cabaña que perteneció a un bandido, Fjalla-Eyvindar, el cual sembró el terror en el siglo XVIII a los viajeros que utilizaban la ruta para llevar mercancías al norte de la isla. En el área hay unas mesas donde poder comer tranquilamente mientras se disfruta del maravilloso entorno. Como la ruta Kjölur finaliza en Gulfoss, aprovechamos para volver a ver la catarata de nuevo y también el Geysir, antes de dirigirnos a la capital, donde llegamos sobre las 4 de la tarde.

- Hveravellir -



No hay comentarios:

Publicar un comentario