23 de marzo de 2009

Florencia: Duomo y Signoria


1. Comenzamos la visita por la Piazza del Duomo, presidida por la Catedral Sta. Maria del Fiore o Duomo. Exteriomente está revestida de mármoles policromos que le dan un aspecto distinto al de otras catedrales, sin embargo el interior es bastante simple. La joya de la catedral es la famosa cúpula de Brunelleschi, una maravilla de la arquitectura de todos los tiempos. Se puede subir hasta la linterna de la cúspide (ojo, nos han contado amigos que da vértigo). Nosotros decidimos subir al Campanile, desde donde se tiene la mejor vista de la cúpula del Duomo. Eso si, hay que aguantar 414 escalones de subida, además de pagar la entrada y esperar la cola. El Campanile de Giotto es uno de los mejores de Italia, recubierto, como el Duomo, de mármoles de colores.

El tercer monumento de la Piazza es el Baptisterio, lugar donde se bautizaban a los nuevos cristianos, ya que en la Edad Media la entrada a las iglesias estaba prohibida a los no bautizados, y se situaban adyacentes a éstas. No debes perderte las puertas del paraiso esculpidas por Ghiberti, de un detallismo sorprendente. Son copias de las originales que están en el Museo de la catedral, al igual que la Piedad de Miguel Angel. Nosotros no le visitamos por falta de tiempo (Florencia es interminable...)



- Duomo, cúpula de Brunelleschi -

2. Muy cerca se situa la Piazza della Signoria, uno de mis lugares favoritos de la ciudad, ya que simboliza su riqueza cultural, histórica y artística. Presidida por el Palazzo Vecchio, a cuyos pies se encuentra una copia del famoso David de Miguel Angel (original en la Galleria dell'Accademia). Al fondo de la plaza se situa la loggia della Signoria, un pórtico que alberga múltiples esculturas magníficas, que la convierten en un auténtico museo al aire libre.



- Plaza de la Signoria -


No hay comentarios:

Publicar un comentario