12 de abril de 2009

Chianti

La región del Chianti se extiende desde Florencia hasta Siena y es una de las estampas más clásicas de Italia: verdes colinas, viñedos, olivos, cipreses, villas toscanas y pequeños pueblecitos. La carretera S222 discurre por éstos parajes y es donde el coche se hace imprescindible para viajar a tu antojo, el resto del viaje se puede hacer mucho más tranquilamente en transporte público. Nosotros fuimos a principios de la primavera y aún no estaba la región en todo su esplendor. Aquí se produce unos de los vinos italianos más famosos, el chianti classico con su famosa etiqueta con un gallo negro. Si eres aficionado al mundo del vino hay infinidad de bodegas que organizan visitas guiadas.




- Chianti desde S222 -

Desde Siena nuestra primera parada fue Castellina in Chianti, donde se puede visitar su fortaleza y caminar por la Via della Volte, unos callejones subterráneos de la época medieval.
La siguiente visita fue Radda in Chianti, el pueblo que más nos gustó. Situado sobre una pequeña colina tiene unas buenas vistas de la campiña toscana y unos rincones encantadores, conservando el aire rural y sin la marabunta de turistas habitual.


- Radda in Chianti -

Y por último Greve in Chianti, la capital oficiosa de la región. Mucho más grande que los anteriores y con menos encanto. Lo más notable es la plaza del mercado con soportales, por cierto fuimos en día de mercado y estaba llena de gente. La visita más interesante es gastronómica, a la Macelleria Falorni, una inmensa charcutería con todos los productos típicos de la región: vino, el delicioso queso picorino, prosciutto, salami, mortadela... además lo envasan al vacío en pequeños paquetes muy prácticos para llevar. Una gozada que no se debe perder el amante de la carne.


No hay comentarios:

Publicar un comentario