1 de abril de 2009

San Gimignano

San Gimignano, un pueblecito situado a escasos 60 Km al sur de Florencia, es una de las visitas inexcusables en la Toscana. Famoso por sus torres mediavales, conserva 14 de las más de 70 que llegó a tener. Estas son estrechas y muy altas y dan la sensación de inestabilidad. La más alta, Torre Grossa, mide 54 metros. La finalidad de las torres era impresionar y de paso molestar al vecino (más o menos como hoy en día).


- San Gimignano -














Se puede visitar en medio día, te aconsejo que llegues pronto porque se llena de turistas, haciendo pequeños los parkings que hay fuera del recinto amurallado. El pueblo es peatonal y lo mejor es perderse por sus calles adoquinadas llenas de tiendecitas. La foto está sacada desde el Parque de la Rocca, en las afueras del pueblo, donde hay buenas vistas de éste y de los viñedos toscanos.
El centro de la localidad es la Piazza della cisterna, llamada así por un pozo que alberga. La plaza tiene un curioso diseño triangular y está rodeada de palacios mediavales.
No visitamos el Duomo, al lado de la plaza; pero si una pequeña iglesia situada al final de una de las calles peatonales, Chiesa de Sant'Agostino, con frescos en sus paredes, pequeña, pero muy bonita.
Podéis comprar en las tiendas un buen vino blanco local con denominación de origen, Vernaccia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario