9 de mayo de 2009

Baviera - Selva Negra

Baviera es el Land más extenso de Alemania, situado en el sur del país. Es la imagen clásica de Alemania para los foráneos y para los propios alemanes, que la suelen elegir en las encuestas como su región favorita. Además de su indudable interés cultural, tiene entornos naturales maravillosos, como los Alpes. Volamos en vuelo directo a Munich y recorrimos en coche, durante 8 días, el sur del estado de Baviera hasta el estado vecino de Baden-Würtemberg, donde visitamos los parajes de la Selva Negra. Regresamos a Madrid desde Stuttgart vía Frankfurt. Hicimos el viaje en Septiembre, un buen mes para visitar la región, porque la temperatura es muy agradable y hay muchos menos turistas, especialmente en los lugares más típicos. Baviera es el proveedor de fruta de Alemania y en ésta época estaba repleta de manzanas.

Moverse en coche nunca me ha resultado más fácil, las indicaciones de las carreteras alemanas son un ejemplo a imitar. En las autopistas no hay limitación de velocidad (un regalito de las autoridades a la potente industria del automóvil germana), pero en las carreteras hay que tener cuidado con los límites de velocidad, porque los radares abundan. Los sufrimos en nuestras carnes con una multa cerca de Tubingen. En la mayoría de las localidades no se puede aparcar en la vía pública, tan sólo en parkings privados de pago o públicos gratuitos, donde hay que marcar la hora de llegada con un reloj de cartón que encontrarás en la guantera del coche.
Para preparar el viaje hay varias guias de Baviera, pero no específicas de la Selva Negra. Nosotros compramos la guia de El País-Aguilar de Munich y Baviera y la guía Alemania Esencial de Anaya, con información interesante de Baden-Würtemberg. Es imprenscindible un mapa de carreteras (por ejemplo el de Michelín).
Aunque Baviera es una de las regiones europeas con mayor nivel socioeconómico, no es un viaje caro, los precios son similares a los de las grandes ciudades españolas. Hay opciones de alojamiento y de comida para todos los bolsillos. Si viajáis con niños puede ser un viaje interesante para ellos, ya que hay sitios que les encantarán (los Alpes, castillos, lagos, cataratas...). Además hay dos grandes parques de atracciones, el de Lego en Ulm y el Europa Park en Rust.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada