10 de junio de 2009

Selva Negra II

Nuestro segundo día de ruta por la Selva Negra comenzó en la iglesia barroca de St. Peter, la cual tiene una biblioteca muy interesante en el antiguo convento. Desde aquí nos acercamos a Triberg, para ver los saltos de agua que origina el río Gutach, el mayor de ellos de 160 m de altura. Es un precioso paseo entre árboles, muy bien señalizado, que se hace en una hora aproximadamente, con buenas vistas de las cataratas para los amantes de la fotografía. Triberg además es famoso por la fabricación de los típicos relojes de cuco de la región.



- Triberg -




Seguimos hacia dos pequeñas localidades preciosas, sacadas de una maqueta del pueblo ideal: Haslach y Schiltach, la primera declarada monumento nacional. En el segundo hicimos la parada habitual para comer en un terrazita. Continuamos el viaje hacia Alpirsbach, donde hay un monasterio del siglo XI, un museo y una fábrica de la cerveza, que elabora la cerveza del mismo nombre, con una tienda de venta al público.



- Haslach -

Para finalizar el día nos acercamos hasta Dornstetten, otro bonito pueblo, donde está la posada más antigua de la región, Waldgericht, de más de 400 años de antigüedad. Pero lo interesante está en las afueras, BarfussPark. Un increíble parque en un bosque, destinado a andar descalzo por diferentes suelos: arena, madera, humus..., combinado con pozas de agua fría. Una delicia para los niños y para los pies, después de la caminata no les sentirás. Una de las experiencias más curiosas que hemos hecho y que os recomiendo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario