31 de julio de 2009

El Puerto de Oslo

Comenzamos la visita por el puerto por el inconfundible edificio del Radhus (ayuntamiento), una mole de ladrillo de dudoso gusto estético. En uno de sus salones tiene lugar todos los años la ceremonia de la entrega del Premio Nobel de la Paz.
Enfrente del ayuntamiento está el muelle desde donde parten los barcos turísticos; y a la derecha Aker Brygge, un complejo comercial con múltiples tiendas y restaurantes, salvando las distancias, similar al Maremagnum de Barcelona.
Dominando una pequeña colina sobre el puerto se encuentra la fortaleza de Akershus, desde donde se tienen las mejores vistas de éste. El recinto de la fortaleza acoge varios museos e invita a pasear por sus calles adoquinadas mientras se observa a los soldados de guardia.
















En un extremo del puerto está la última visita reseñable, el modernísimo y magnífico Palacio de la Opera (foto inferior). Inagurado en el 2008, es un grandioso edificio de mármol y cristal, que parece un barco varado en el fiordo y en el que se puede caminar entre sus paredes hasta el techo. Ganó el Premio Mundial de Arquitectura del 2008, cuando lo veas comprenderás el porqué.













No hay comentarios:

Publicar un comentario