12 de agosto de 2009

Dia 4 (1ª parte): Preikestolen - Roldal

Tras la paliza de la subida al púlpito queríamos un día relajado y desistimos de visitar Stavanger, ciudad que debe merecer la pena. Nos dirigimos por la carretera 13 en dirección a Roldal, cogiendo nuestro segundo ferry, Hjelmeland-Nesvik (10' de trayecto, mismo precio). Aquí compramos fresas, huevos y patatas en un pequeño puesto ambulante de un grajero local, hecho habitual en todas las paradas de los ferrys. Era el primer día realmente de conducción por las carreteras Noruega, tras la breve experiencia del día anterior desde el aeropuerto de Sola hasta Preikestolen, y disfrutamos a tope por el estrecho asfalto que serpenteaba el Josenfjorden, parándonos cada poco tiempo para hacer fotos. Comimos en una gasolinera cerca de nuestro primer destino, Roldal. Al igual que comenté en el caso de Islandia las gasolineras suelen tener un pequeño puesto de fast-food y están muy concurridas. Por cierto los perritos calientes son muy buenos. Tardamos en recorrer 180 Km, 4 horas (incluido el ferry).


Josenfjorden -

En Roldal vimos nuestra primera stavkirke del viaje. Estas iglesias de madera medievales son una de las grandes atracciones del viaje. Sólo quedan 28 en toda Noruega (ver listado), de las más de 700 que existieron. La mayoría están muy restauradas por sucesivos incendios. Ésta es una pequeña iglesia del siglo XIV. Nos gustó mucho, aunque sería una de las más flojas de las que visitamos, pero era la primera. El exterior se puede visitar de forma gratuita, pero para ver el interior hay que pagar (30 NOK por adulto, niños gratis). El interior es muy sencillo, con madera policromada y una talla de madera de un Cristo venerado en la región.


- Stavrkirke de Roldal -





No hay comentarios:

Publicar un comentario