17 de agosto de 2009

Día 5 (1ª parte): Lofthus - Bergen

Nos dirigimos a Kinsarvik con intención de coger el ferry a Kvanndal. Normalmente no es necesario conocer el horario, porque circulan continuamente, pero éste precisamente tiene unos horarios más reducidos y tuvimos la mala suerte de ver como el último coche en subir al barco era el que nos precedía. El cobrador nos aconsejó continuar hasta Brimnes para coger el ferry con destino Bruravik y así lo hicimos. Una vez aquí continuamos por la carretera 7 hacia Bergen, bordeando el Hardangerfjorden, el cual ofrece unas vistas magníficas, con numerosas casitas en sus orillas y estaciones de esquí en las montañas adyacentes. Tan sólo hicimos una breve parada para ver la catarata Steindalfossen y aún así tardamos 4 horas para recorrer 240 Km.




Cerca de Bergen hay unos pocos Km de autopista de peaje. Gracias a Google Maps encontramos a la primera la dirección de nuestro alojamiento. Este fue sin duda el que más quebraderos de cabeza nos dío cuando preparamos el viaje. El hostel estaba lleno, los hoteles eran muy caros para los cuatro y había dos campings con cabañas, pero a 15-20 Km y queríamos quedarnos cerca del centro. Buscando en la web oficial de la ciudad, nos decidimos por un apartamento. Nos costó 1350 NOK. Era una casa de madera blanca, típica de Bergen, con dos habitaciones, salón, cocina, baño y conexión a Internet gratis. La única pega es que no se puede aparcar el coche en la calle, pues en todo Bergen tan sólo está permitido para los residentes. Hay parkings en las afueras, nosotros dejamos el coche en una de las calles, que nos indicó el casero, de las que suben al monte Floien. Por lo demás estuvimos como en casa y a 5' andando del Bryggen.



No hay comentarios:

Publicar un comentario