3 de agosto de 2009

Bygdoy

La península de Bygdoy es una zona residencial de Oslo que alberga los mejores museos de la ciudad. Se puede llegar en autobús o en el ferry 91 que sale del muelle enfrente del ayuntamiento. La mayoría de los museos están dedicados a la vocación marítima de los noruegos: museo del Fram (barco explorador de los polos), museo Kon-Tiki (viajes de Thor Heyerdahl por el Pacífico y Atlántico), museo folklórico (casas típicas de toda Noruega) y especialmente la joya, el Museo Vikingo, el único que visitamos.

Los billetes del ferry nos costaron 108 NOK y las entradas al museo 125 NOK (2 adultos y 2 niños).
El ferry hace la primera parada en Dronningen, a 10’ andando del Museo Vikingo. La segunda parada es Bygdoynes, donde te debes bajar si quieres ver el Museo del Fram y Kon-Tiki. Desde aquí, el barco regresa al muelle de Oslo.




















El Museo de los barcos Vikingos es el más visitado del país. En él se pueden ver 3 fantásticos drakkar del siglo IX, dos de ellos (Oseberg y Gokstad) muy bien conservados y un tercero (Tune) deteriorado. Además se exponen ajuares funerarios (los barcos se encontraron en túmulos) y dos cabezas de dragón (drakkar), que adornaban la proa y servían para atemorizar al enemigo. El museo es pequeño y se visita en una hora. Hace retroceder a la época de los dibujos de Vicky en TV. Es una de las visitas ineludibles de Oslo, la mejor oportunidad para ver auténticos barcos de los temibles vikingos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario