2 de octubre de 2009

VENECIA: preparando el viaje

De Venecia encontrareís opiniones muy extremas: ciudad cara, sucia, mal cuidada, plagada de turistas...... ciudad única, maravillosa, romántica, encantadora....
Lo curioso es que ambas opiniones tienen parte de verdad, aunque nosotros somos más partidarios del segundo punto de vista.

Si podéis, evitar los meses de verano, porque los turistas asoman por todas las esquinas (nunca hemos visto tantos japoneses juntos) y suele hacer bastante calor; aunque nosotros fuimos en Agosto y sobrevivimos.
Os aconsejo llegar de noche y en barco, es una experiencia fantástica adentrase por la laguna a oscuras y ver aparecer las luces de la ciudad. El aeropuerto (Marco Polo) se encuentra a 8 Km y desde allí un servicio de lanchas (Alilaguna) os deja en la misma Plaza de San Marcos. También podeis acercaros en autobús, pero claro está, no tiene el mismo encanto.
 ¿Cúantos días se necesitan? Depende de lo que querais ver, los ideal son al menos 2-3 días. Nosotros estuvimos 5 y vimos muchísimas cosas, sin prisas. El típico viaje de 2-3 días en Roma, otros tantos en Venecia y Florencia, no lo recomiendo para nada. Es mejor concentrarse en lo que más os interese y visitarlo a fondo y con paciencia, que es de verdad como se disfruta.




Los hoteles sueles ser caros y bastante viejos (no les vendría mal un plan renove). Está la opción de alojarse en la vecina localidad de Mestre, donde encontrareis mejores hoteles y más baratos, pero tened en cuenta que hay que desplazarse (tiempo y dinero).
Nos alojamos en el Hotel San Moisé, muy céntrico, a 5' de la Plaza San Marcos. Las habitaciones son pequeñas. El desayuno normalito, pero con el encanto de ver los canales mientras te tomas un expresso.
Venecia es uno de los lugares más caros de Italia, de por sí ya cara. Es dificil encontrar buenos sitios para comer sin dejarse medio crédito de la VISA. Aunque siempre son socorridas las porciones de pizza y los helados son buenísimos. Un lugar barato es Chat qui rit (calle Tron,muy céntrica), autoservicio sin ningún encanto, pero al menos se come por una cantidad razonable. No dejeis de beber un Spritz, una especie de vermut, en una terraza de alguna plaza algo alejada del bullicio (por ejemplo Santa Margarita).
Si quereis un recuerdo típico y a la vez interesante una buena opción son las típicas máscaras de carnaval. Las hay muy baratas en los puestos callejeros y más caras y de gran calidad es cualquiera de los múltiples talleres artesanos dispersos por la ciudad.

Para moverse lo mejor son las piernas y callejear por sus canales, para encontrar sitios inverosímiles: callejuelas con diminutos puentes y hornacinas con imágenes de la Virgen.  Es indispensable el famoso vaporetto para recorrer mayores distancias. En cuanto a la góndola, son carísimas y en época alta pierden parte de su encanto, porque ireis en una romería de góndolas, una tras otra, con la pareja de turistas. Pocas veces un tópico es tan parecido a la realidad, los gondoleros visten con la típica camisa veneciana a rayas y cantan O sole mio... Hay una versión barata de la góndola, que los turistas no suelen conocer, y es el Traghetto, que cruza el Gran Canal de una orilla a otra por un precio módico. No es tan romántico, pero podeis decir que habeis montado en góndola.


1 comentario:

  1. Fui varias veces a Venecia y me pareció un lugar hermoso. Aunque había muchos turistas, pude disfrutar de la hermosa ciudad tanto de dia como de noche y disfrutar su maravillosa arquitectura. Las veces que fui, encontré hoteles baratos en venecia por lo que creo es una opción muy accesible y romantica para ir en pareja o con amigos.

    ResponderEliminar