26 de diciembre de 2009

Londres: Natural History Museum & Science Museum

Estos dos museos, junto con el Victoria and Albert Museum, se encuentran en el  distrito de Kensington muy próximos entre si. Todos ellos, al igual que los que hemos visto anteriormente, son gratuitos.

Tan sólo por ver el magnífico edificio de finales del s.XIX del Natural History Museum, merece la pena acercarse al mismo. Si no teneis tiempo o simplemente no quereis visitarlo, no dejeis al menos de entrar en el vestíbulo presidido por un enorme esqueleto de diplodocus. En él, además hay un gigantesco tronco de una sequoya con un mapa del tiempo que refleja los acontecimientos históricos que sucedieron en cada anillo del árbol.
Hay innumerable salas a cual más interesante, a los niños les encantarán las dedicadas a los dinosaurios, algunos con movimiento, se sentirán los protagonistas de la película de Parque Jurásico, o el balcón de los mamíferos, con reproducciones a tamaño natural de los animales (incluida una ballena azúl). Tampoco hay que olvidar las dedicadas al cuerpo humano o a la Geología, con un simulacro de terremoto incluido.

- Natural History Museum -


El Science Museum es otro museo mastodóntico, con salas y salas e igualmente fascinante. No os perdais el péndulo de Foucault, la máquina de vapor de Watt, la locomotora Stephenson,  los aviones o el módulo del Apolo X. Muchas de las salas son interactivas para que los visitante toquen los objetos expuestos o se puedan subir a ellos.

En resumen, se trata de dos museos inmensos imposibles de abarcar en una única visita y un modelo a imitar de lo que debe ser un museo didáctico, especialmente para los peques (y para los mayores). Fantásticos.


1 comentario:

  1. Breve apunte: Si alguna vez tenéis que ir al baño mientras visitáis estos museos, utilizad 10 minutos para acercaros al Victoria and Albert, por dos simples razones: Menos cola y mayor limpieza.

    ResponderEliminar