28 de febrero de 2010

Porvoo y Kerimaki

Desde Helsinki partimos hacia la cabaña que habíamos alquilado, situada a unos 500 Km, en Nurmes. Nos tomamos el viaje con tranquilidad, haciendo el trayecto de ida por el Este y el de vuelta por el Centro del país. Entre ambos, de los muchos lugares donde hicimos un alto en el camino, destacamos Porvoo y Kermimaki.

Porvoo es la segunda ciudad más antigua de Finlandia, tras Turku, y está situada a 55 kilómetros al este de Helsinki.  Lo más característico de esta localidad son sus casitas de madera de color rojo situadas en la orilla del río Borga. Las callejuelas peatonales y adoquinadas que ascienden hacia la colina, donde se situa la catedral medieval, son ideales para pasear mientras se contemplan los escaparates de las tiendas de artesanía o se toma un café en una terracita. También hay un Museo del Ferrocarril que durante los meses estivales conecta, con un tren de los años 50, Porvoo con la capital.




Kerimaki es la mayor iglesia del mundo construída en madera, con una capacidad para 5.000 personas, 3000 de ellas sentadas. Fue construida a mediados del siglo XIX y participaron todos los hombres de la parroquia. La iglesia es tan grande que no se puede utilizar para celebrar misas en invierno, debido a que no hay forma de calentarla, para lo cual se construyó una capilla de pequeño tamaño.






24 de febrero de 2010

Helsinki

En Helsinki pasamos la primera y la última noche y aunque estuvimos en total tan sólo un día, escaso tiempo para valorarla adecuadamente, está claro que la capital de Finlandia no es precisamente el punto más fuerte del viaje.
Es una ciudad muy tranquila, como el resto del país, y fría (no sólo climaticamente). La zona de mayor animación se situa alrededor de la Plaza del Mercado (Kauppatori)  cerca del puerto a orillas del Mar Báltico. Muy cerca se encuenta la Catedral luterana, desde cuya torre se divisa toda la ciudad. Más interesante es la Catedral de Uspenski, la iglesia ortodoxa más grande de Europa. Inconfundible con su fachada de ladrillo rojos y la cúpula dorada.

- Catedral de Uspenski -
                                                               
Para los amantes de la arquitectura son indispensables las obras de arquitecto finlandés por excelencia, Alvar Aalto: el Palacio Finlandia, la iglesia circular de Tempelliaufion o el Museo de Arte Contemporáneo.

Lo que más nos gustó de Helsinki fue la fortaleza de Suomenlinna, situada en una cercana isla a la que se accede por ferry. Antigua fortificación sueca del siglo XVIII declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Actualmente es un precioso barrio de la ciudad surcado de canales, con varios museos, que invita a un relajante paseo.

18 de febrero de 2010

Finlandia: visión general

Finlandia o Suomi como es conocida por los finlandeses, fue el primer país nórdico que visitamos, hace ya unos años. Fuimos por recomendación de unos amigos y entonces era un destino poco turístico que estaba empezando a despuntar. Actualmente la oferta turística tiene dos grandes apartados: Laponia en invierno y la región de los lagos en verano. Nuestro viaje fue en verano y por lo tanto poco podemos aportar sobre el turismo invernal.

Es un país bastante extenso (300.000 vs 500.000 Km2 de España) pero poco poblado, algo más de 5 millones de habitantes. Eso significa que podeis recorrer Km y Km de carretera sin ver ningún otro coche, especialmente según te vas alejando hacia el norte. Nunca hemos sentido esa sensación de soledad, ni siquiera en Islandia, donde de vez en cuando te cruzabas con algún que otro turista. Tiene inmensos bosques y cerca de 200.000 lagos. La mezcla de árboles y agua domina el paisaje, además el medio natural está muy bien preservado. Carece de grandes monumentos o atracciones naturales como Islandia. Es un destino ideal para buscar un rinconcito de paz, muy recomendable para familias con niños.



Nosotros estuvimos 10 días con llegada y salida desde Helsinki. Desde allí nos dirigimos en coche de alquiler a la cabaña alquilada en Nurmes (en el Este del país, cerca de la frontera rusa), en un largo viaje de 500 Km. Desde la cabaña, como centro de operaciones, hicimos varias excursiones y otro viaje de 400 Km hasta la casa de Santa Claus en Rovaniemi.




La época del viaje fue Julio, con el sol de medianoche presente (a las 11 se hace de noche y a las 2 de la madrugada de día) y un clima un poco más fresco que el veraniego del norte de España. No olvidar todo tipo de artilugios para los mosquitos, ya que la combinación de agua y clima templado hace estragos por las noches en el porche de la cabaña.
Los precios son algo más caros que aquí, sin llegar a las cotas noruegas o islandesas.
Aunque Finlandia ha dado grandes pilotos de rally o de F1, no es porque la velocidad esté permitida, pues pese a las excelentes carretera y la escasa circulación, está prohibido pasar de 100 Km/h y todo el mundo lo cumple.

4 de febrero de 2010

Asturias: Museos y Niños

Os vamos a recomendar dos museos de Asturias  para ir con los peques, especialmente en uno de los habituales días lluviosos del norte. 

El primero es el MUJA, dedicado a los dinosaurios y ubicado en el Concejo de Colunga. El edificio es muy original, ya que imita una huella tridáctila. El interior del museo bastante didáctico, con pasarelas, pasillos. y esqueletos gigantes que harán las delicias de los niños. Además hay talleres donde realizan actividades, que podeis reservar al comprar las entradas. Para completar el día se pueden visitar algunos lugares de la denominada "Costa Jurásica" para descubrir icnitas. Con esta escusa no dejeis de visitar dos preciosos pueblos: Tazones y Lastres.



Tazones es un pequeño puerto pesquero cargado de historia, ya que en él pisó por primera vez suelo español Carlos V procedente de Flandes. Las icnitas se encuentran en la playa. Fijaros en la Casa de las Conchas, cubierta su fachada completamente por estas.
Lastres, para nuestro gusto, es uno de los pueblos más bonitos de Asturias. Es otro puerto pesquero, famoso por la serie de TV "Doctor Mateo". En cualquiera de los dos se puede comer en uno de los  restaurantes de los barrios pesqueros.


El otro museo es el MUMI, dedicado a la minería. Es el museo más visitado de Asturias y se localiza en la población minera de El Entrego. Es otro museo didáctico, siempre con excursiones del algún colegio, que abarca todos el proceso de la minería del cárbón: desde la maquinaria, pasando por las instalaciones, la fabricación de la dinamita o los poblados mineros. Pero la atracción estrella es la visita a una réplica de una mina, a la cual se desciende por una "jaula". Te sentirás como si realmente te encuentras en una verdadera mina. No da claustrofobia y pueden acceder facilmente los niños que anden solos.