24 de febrero de 2010

Helsinki

En Helsinki pasamos la primera y la última noche y aunque estuvimos en total tan sólo un día, escaso tiempo para valorarla adecuadamente, está claro que la capital de Finlandia no es precisamente el punto más fuerte del viaje.
Es una ciudad muy tranquila, como el resto del país, y fría (no sólo climaticamente). La zona de mayor animación se situa alrededor de la Plaza del Mercado (Kauppatori)  cerca del puerto a orillas del Mar Báltico. Muy cerca se encuenta la Catedral luterana, desde cuya torre se divisa toda la ciudad. Más interesante es la Catedral de Uspenski, la iglesia ortodoxa más grande de Europa. Inconfundible con su fachada de ladrillo rojos y la cúpula dorada.

- Catedral de Uspenski -
                                                               
Para los amantes de la arquitectura son indispensables las obras de arquitecto finlandés por excelencia, Alvar Aalto: el Palacio Finlandia, la iglesia circular de Tempelliaufion o el Museo de Arte Contemporáneo.

Lo que más nos gustó de Helsinki fue la fortaleza de Suomenlinna, situada en una cercana isla a la que se accede por ferry. Antigua fortificación sueca del siglo XVIII declarada por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. Actualmente es un precioso barrio de la ciudad surcado de canales, con varios museos, que invita a un relajante paseo.

3 comentarios:

  1. Justo hace unos días ya regresé de un viaje que he echo en Finlandia. Y sí, incluso estuve en esa iglesia que muestras en la foto de este post y tuve la coincidencia de poder incluso asistir a una de las ceremonias. Me dejó perpleja por los extravagantes trajes de los que oficiaban la ceremonia como por el hecho que no había altar y los curas (o como se llamen en esa religión) estaban a la misma altura que los fieles.

    En mi blog he dejado un mini resumen con un vídeo que resume un poco mis andanzas por ese país, aunque debe ser bien distinto recorrerlo ahora que en verano. Me gustará leer lo que pones en tu blog para comparar.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  2. Ahora mismo leo tu blog. La verdad es que nos gustaría regresar a Finlandia en invierno, porque tiene que ser un país totalmente distinto.
    Respecto a los "curas", la catedral Uspenski celebra ceremonias ortodoxas, aunque la mayoría de los finlandeses son protestantes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues os recomiendo de ir en invierno, sobretodo si os gusta hacer actividades al aire libre tipo huskies, motos, etc. Y el paisaje es impresionante, sobretodo ese mar helado. No temáis por el frío, pues yo soy muy friolera y sobreviví :)

    Eso, ortodoxos, es que me lío con las religiones. Y vistes la iglesia de Helsinki que está como enterrada? ahí también coincidió que estaban celebrando misa. O son muy religiosos o es que dabamos en el clavo y llegábamos siempre a la hora de misa jajaja.

    La verdad es que fue toda una experiencia ir en invierno a un país como Finlandia. Ya había estado en Islandia, Noruega y Ushuaia (en Argentina) pero no en pleno invierno. Y la verdad que ha sido una experiencia inolvidable.

    ResponderEliminar