21 de marzo de 2010

Rovaniemi

En este último capítulo dedicado a Finlandia vamos a viajar a la capital de la Laponia, Rovaniemi. El largo viaje desde Nurmes (algo más de 400 km) discurrió por carreteras solitarias, en las cuales los frondosos bosques se iban aclarando según nos acercábamos más al norte, durante el cual pudimos ver rebaños de renos salvajes, al lado de la carretera (foto).




Rovaniemi se asienta a orillas de los ríos Kemijoki y Ounasjoki. Fue destruida por los nazis en la II Guerra Mundial y la ciudad actual fue diseñada por el gran arquitecto finlandás Alvar Aalto siguiendo un plano que dibuja el asta de un reno. La oferta turística es muy potente en invierno, centrada en los deportes de la nieve. En verano es una ciudad tranquila con dos atracciones fundamentales: el museum Artikum y Santa Claus Village. El Artikum es un museo dedicado a la culturas laponas (pueblo sami, pioneros, fauna y flora, cambio climático...). Lo más característico del edificio es su larga galería de cristal. Es bastante ameno, especialmente para los niños.




Pero el punto fuerte de Rovaniemi es el parque temático dedicado a Santa Claus situado en las afueras de la ciudad. Allí se puede ver al mismo Santa Claus sentado en su despacho y hasta hacerse una foto con él (eso si, previo pago porque tiene que mantener a los renos). Es interesante enviar una postal desde la tienda de recuerdos, donde se puede elegir que llegue ahora o bien en navidades (elegir la última opción porque al recibirla en Navidad cuando a lo mejor ni os acordáis hace mucha ilusión, sobre todo a los peques). En el exterior está dibujada una línea blanca que representa el círculo polar ártico, que atraviesa el parque y en la cual los turistas se hacen la típica foto con un pie en el ártico y otro fuera de él. Cerca de Santa Claus Village hay un parque de atracciones temático (Santa Park), que no pudimos visitar porque estaba cerrado.

1 comentario: