11 de abril de 2010

Mazonovo

Al lado de Taramundi se encuentra el pequeño pueblo de Mazonovo, con un fantástico museo privado dedicado a los molinos, desde los más elementales de caracter manual, hasta los clásicos molinos movidos por la fuerza del agua, en este caso del río Cabreira.
Tras una corta proyección de un documental, la visita comienza en un edificio de piedra rehabilitado donde podemos ver la evolución desde una simple piedra hasta los molinos rotativos, compuestos por dos muelas de piedra, la inferior fija y la superior giratoria; ambos manuales. En la misma sala se encuentran los molinos hidraúlicos más sencillos, los de rueda horizontal y vertical. Lo más interesante es que todos ellos son puestos en funcionamiento por ti y eso especialmente a los niños les encanta.




Se sale al exterior donde se sigue el canal de agua que abastece a los molinos. Aquí podemos observar molinos de percusión como el chino (se acciona con el pie) o el brasileño (se acciona mediante el agua que va llenado un recipiente situado en un extremo) y un molino de mazos utilizado para fabricar pólvora.
En otro edificio anejo se puedo observar el funcionamiento de un molino hidráulico moderno que separa la cáscara del cereal, las herramientas relacionadas con este oficio, asi como la pequeña central hidroeléctrica que ilumina el museo.
En definitiva un museo diferente, interesante, interactivo y en un entorno natural privilegiado.


2 comentarios:

  1. Hola, os dejo aquí la web del museo:

    http://www.mazonovo.es/

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu colaboración.

      Un saludo

      Eliminar