4 de abril de 2010

Ruta de las icnitas

Las Tierras Altas de Soria son abundantes en huellas de dinosaurios que permiten realizar una ruta por algunos pequeños y olvidados pueblos, pudiendo enlazar con otra ruta que sigue el curso del valle del rio Cidacos, ya en tierras riojanas. La Diputación provincial de Soria colocó, hace ya unos años, unas reproducciones de estos bichitos a tamaño natural, que sin duda son el punto fuerte para que podamos "engañar" a los niños y conseguir que la excursión les interese.

Partiendo desde la localidad de Garray, donde se encuentran los restos arqueológicos de la famosa ciudad de Numancia, nos encontramos la primera réplica de un dinosaurio, un Hadrosaurio. Seguimos la carretera C-115 hasta Villar del Rio, donde al lado de un gigante Saurópodo, podemos visitar una pequeña Aula Paleontológica que informa del proceso de formación de las icnitas y del paisaje soriano de aquellos remotos tiempos. Además organizan visitas guiadas.


 

Desde aquí una carretera se dirige a Bretún y otra a Santa Cruz de Yanguas. En Santa Cruz de Yanguas nos encontramos un Stegosaurus y en Bretún un triceratops. Este minúsculo pueblo de menos de 10 habitantes, tiene la mayor colección de icnitas de la región, especialmente en el paraje conocido como El Corral de la Peña, donde se encuentran más de 50, atribuidas a una manada de Terópodos. Pero lo más inolvidable de la visita es un anciana, Sara, que bastón en mano hace de guía (previo pago de algún euro) y explica a su manera las icnitas. Es un personaje entrañable que ha salido en varios reportajes de TV.


No hay comentarios:

Publicar un comentario