30 de julio de 2010

Lípari

Lípari es la isla Eolia más poblada, con unos 10.000 hb. El centro neurálgico es el pueblo del mismo nombre desde donde parten los barcos hacía las islas vecinas, por ello es el mejor lugar para organizar las visitas al resto de las islas. La calle principal durante el día es una calle comercial llena de tiendas para los turistas y al atardecer deja paso a las terrazas de los restaurantes.
Desde el punto de vista turístico el principal punto de interés es la ciudadela, la antigua ciudad fortificada para defenderse de los ataques de los piratas. Desde ella, además de unas vistas maravillosas, se puede ver la bonita Catedral de San Bartolomeo, las excavaciones y el museo arqueológico.




El alojamiento es las Eolias es escaso y demandado, por lo tanto muy caro. Nosotros nos alojamos en el Hotel Aktea, un buen hotel aunque demasiado caro para la calidad que ofrece. Tuvimos el desagradable incidente de que nos anularon la reserva el mismo día de la llegada, pese a un e-mail de confirmación unos días antes. Eso si, fueron muy amables y nos permitieron quedarnos 2 de las 3 noches reservadas y nos buscaron alojamiento para la tercera en el cercano Hotel Residence La Giara, donde la habitación era un amplio apartamento más barato.
Si el alojamiento es caro comer no lo es tanto y hay mucha y buena oferta. Os recomendamos dos restaurantes: Kasbah, caro, aunque se pude comer más barato al disponer de pizzeria. Las pizzas fueron de las mejores del viaje y el jardín de la parte final del restaurante es una delicia. El otro restaurante es Ritrovo Sottomonaster, cercano al puerto. Con menos pretensiones que el anterior, el menú turístico (unos 15 €) es magnífico, especialmente los platos de pescado a la brasa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario