11 de agosto de 2010

Taormina II

....continua.

El motivo principal por el que se visita Taormina es su Teatro Griego, que aparte de sus dimensiones y el buen estado de conservación, destaca por su emplazamiento, digno de una película de Hollywood. Detrás del escenario se ven el Etna y la bahía de Schisó, una vista inigualable. Los romanos la fastidiaron levantando unas columnas para sustituir el aburrido teatro por las siempre más animadas luchas de gladiadores. Afortunadamente parte de esas columnas están hoy en día en el suelo y la vista se conserva parcialmente. La entrada es cara (8 €) pero merece desde luego la pena. Desde el Teatro se divisa además una vista panorámica de Taormina y la famosa cala Isola Bella.


Otro lugar que no os debeis perder es Villa Comunale, uno de los parques públicos más encantadores de los que hemos estado. Cada rincón es de postal e igualmente se tienen unas vistas inmejorables del mar.
La mejor forma de despedirnos de Taormina es una cena romántica en una mesa con velas en cualquiera de las innumerables terrazas. Nosotros cenamos en Il Baccanale, un restaurante en una calle de las que bajan a Villa Comunale desde Corso Umberto. ¡Todavía me acuerdo de la pasta a la sarda que me comí¡

No hay comentarios:

Publicar un comentario