17 de septiembre de 2010

Érice

Érice es la hermana de Trapani. Si Trapani se extiende a los pies del mar, Erice lo hace en las alturas, en el mítico monte Erix, centro de culto a Venus. Para llegar a Érice se puede hacer la machada de subir una sinuosa carretera. Pero es mucho más recomendable llegar en el funicular que parte desde desde el final de Trapani, mucho más relajado y con unas vistas preciosas. El trayecto dura unos 20'.


 Es una encantadora villa medieval, para nuestro gusto la localidad más bonita de Sicilia, junto a Taormina. Aunque no tiene ningún monumento famoso, la ciudad en si en un gran museo, con callejuelas de piedra repletas de tiendas de artesanía o de productos típicos sicilianos. Además, a diferencia de Taormina, no están repletas de turistas. Hay numerosos restaurantes, en los que se pueden degustar los mismos platos de Trápani. No dejeis de ir a Grammatico Maria, un café-pasteleria de los de antes. Hay que pedir un cannoli y un café y degustarlos en un pequeño patio situado al final de la tienda. Es uno de esos momentos a los que Abderramán III se debía referir cuando hablaba de los catorce días de felicidad que había disfrutado a lo largo de su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario