18 de noviembre de 2010

Foz de Arbayún


Seguimos por tierras navarras. Cerca de Irati se encuentra la Foz de Arbayún, en la Sierra de Leire. Se trata de un profundo cañón excavado por el rio Salazar de unos 6 Km de longitud. El mejor lugar para contemplar los grandes bloques de piedra entre los que discurre el rio es el Mirador de Iso, en la carretera de Lumbier a Navascues (imagen de la foto).



El cañón está declarado Reserva Natural y tiene una gran colonia de aves, entre las cuales destaca el buitre leonado. Además hay numerosas especies vegetales que ahora en otoño destacan por la variedad de sus colores. Al igual que en Irati hay varias rutas de senderismo donde poder elegir según gustos.

12 de noviembre de 2010

Selva de Irati

Uno de los mejores lugares para visitar en otoño es la Selva de Irati, el mayor bosque de Navarra y una de las mayores concentraciones de abedules y hayas de Europa, junto con la Selva Negra alemana (ver entradas del blog). Este inmenso bosque, de más de 17.000 Ha, se situa en los valles de Aezkoa y Salazar y tiene dos vias de acceso: Orbaizeta y Ochagavia. Os recomendamos esta última para poder pasear por las calles empedradas y el puente medieval de este precioso pueblo. La zona es muy cinematográfica, en Irati se rodaron escenas de  "Furtivos" de Jose Luis Borau y en Ochagavia "Secretos del corazón" de Montxo Armendariz.



El bosque está perfectamente señalizado con 16 senderos, donde poder escoger el que mejor se adapte a vosotros. Desde unos pocos Km, aptos para hacer con niños, hasta los que recorren cerca de 10 Km. En otoño el suelo está tapizado por un manto de hojas de colores que hacen que sea la mejor época  del año para visitar la zona. En cuanto te alejes por algún sendero tan sólo escucharás el ruido de alguno de sus numerosos arroyos, los pajaros (es una zona de protección de aves, entre las que destaca el pájaro carpintero) o la berrea de los ciervos. Es un lugar mágico, silencioso, alejado de todo, uno de los más bellos parajes que hemos visto en España.

2 de noviembre de 2010

Revenga

Nos trasladamos a la provincia de Burgos, a un paraje conocido como el comunero de Revenga, un terreno comunal que pertenece a tres pueblos y donde se celebra una romería desde hace siglos en el mes de Mayo.  Es un buen lugar para visitar en otoño al ser una zona rica en setas. El paraje es una gran pradera con una pequeña ermita, un albergue y un bar. Pero sobretodo destaca la gran estructura de la Casa de la Madera, un museo inagurado hace dos años y dedicado al mundo de la madera, que domina la economía de la comarca. El edificio del museo es singular, construido a base de pirámides de troncos. Tiene una gran cristalera central, a través de la cual un ascensor conduce al techo del museo, donde hay un mirador sobre el pinar. El museo es muy sencillo pero ameno y educativo, especialmente para los niños, recoge toda la cultura del pinar, con la fauna y flora típicas de la zona.


Además de visitar el museo y recoger setas en temporada, hay otra atracción especialmente recomendada para amantes de las emociones fuertes. De Pino a Pino, un parque situado en el interior del pinar, lleno de tirolinas, puentes y todo tipo de artilugios realizados con cuerdas, apto para todos los públicos, desde los más sencillos para los niños hasta circuitos verdaderamente complicados y vertiginosos.
Muy cerca se encuentra una necrópolis con tumbas excavadas en la roca que datan de la Alta Edad Media y en el cercano pueblo de Regumiel un pequeño yacimiento de icnitas.