6 de marzo de 2011

La guarida del Ratoncito Pérez

Si en la anterior entrada visitamos el museo más conocido de Madrid, en esta veremos uno poco conocido y diminuto. Después de los Reyes Magos y Papa Noel, el mito por excelencia de los niños españoles es el Ratoncito Pérez. Su origen es mucho más reciente, concretamente de finales del siglo XIX cuando se encarga al Padre Coloma un cuento para el niño Alfonso XIII, el Rey Buby del cuento. La residencia del ratón se situaba en el nº 8 de la calle Arenal y allí mismo es donde se encuentra el pequeño museo dedicado al roedor (página web), señalado por una placa conmemorativa del Ayuntamiento.


Por el precio módico de 1 € se puede hacer una visita guiada, en realidad es una pequeña habitación con una maqueta de la casa del ratón y numerosos cuadros y objetos alusivos al mismo. Las guias son encantadoras y hacen que los niños mantengan la atención a todos los detalles, especialmente cuando se enciende la ratonera situada debajo del buzón porque el mismísimo ratoncito acaba de hacer acto de presencia. Muchas veces no es necesario viajar lejos para encontrar un lugar con magia que haga pasar una tarde agradable a los peques.

No hay comentarios:

Publicar un comentario