10 de abril de 2011

Walt Disney Studios

Este segundo parque es mucho más reciente (año 2002), de menor tamaño y de menor encanto que el anterior. Cubre principalmente dos carencias del parque principal:  las atracciones para adultos y los espectáculos. Recrea el mundo del cine Disney y está decorado como si fuese un gran estudio cinematográfico, pero sin conseguir atrapar su magia. Para nuestro gusto se asemeja mucho al parque Warner de Madrid.


Dentro de los espectáculos destacan tres:  los efectos especiales de Armageddon (se estropeó en plena representación despues de una buena cola),  el show moteurs (especialistas en coches y motos) y sobre todo el Studio Tram Tour, un trenecito que viaja entre diversos decorados de películas famosas y tiene dos momentos estelares: la recreación de una Londres destruida (foto) y un terremoto con explosión incluida de un gran trailer de combustible (esto último de lo mejor del parque).
Aunque hay atracciones para los peques, el punto fuerte son las atracciones para niños mayores y adultos. Entre ellas destacan  la Torre del terror (lanzamiento al vacio en un ascensor)  o la vertiginosa montaña rusa de Aerosmith. A medio camino entre niños y mayores está quizás la atracción más demandada, la montaña rusa Crush's Coaster inspirada en "Buscando a Nemo" y los paracaidas de los soldaditos de "Toy Story" (película omnipresente).
Este parque se ve comodamente en un día y suele cerrar unas dos horas antes que el otro, por lo que próximo al cierre, el parque principal se llena otra vez de visitantes procedentes del Disney Studios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario