13 de mayo de 2011

Cocido madrileño

Una de las tradiciones de un viaje a Madrid es comer un cocido. No es dificil encontrar restaurantes que lo ofrezcan en su menu y seguramente en cualquier bar de barrio lo preparan estupendo. Pero si lo que se busca en un lugar añejo, uno de los más afamados es la Taberna La Bola (en la calle del mismo nombre, muy cerca del Teatro Real). Este restaurante se abrió en el siglo XIX y aunque sirven otros platos típicos de la cocina madrileña, como los callos o el cordero asado, casi todo el que se acerca al local lo hace para degustar su cocido servido en pucheros de barro individuales, cocinado a fuego lento como lo preparaban nuestras abuelas.



El interior tiene el sabor añejo de los restaurantes centenarios, con algunos inconvenientes como la poca separación entre las mesas, el calor excesivo en verano y que no admiten tarjeta de crédito (algo incomprensible en un local tan turístico). El precio del cocido es de unos 20 € por persona, a los que hay que añadir las bebidas y el postre (los golosos no dejeis de probar los buñuelos de manzana). Los fines de semana hay que reservar porque es dificil encontrar mesa.

1 comentario:

  1. Se me hace la boca agua. Me encanta el cocida. Bueno, si te soy sincera, me encanta casi todo, por eso en todos los viajes disfruto probando la cocina típica de cada lugar.

    Un abrazo querido viajero.

    ResponderEliminar