3 de junio de 2011

.... Recópolis.

Muy cerca de Pastrana (15' en coche) se encuentra el Parque Arqueológico de Recópolis, una de las mayores ciudades visigodas del siglo VI. Desde su centro de interpretación parten las visitas guiadas a las ruinas, 4 € adultos, niños gratis (ver horarios en la web). En ellas podemos observar su muralla, las puertas de entrada, el trazado de las calles, los cimientos de las casas, la Iglesia o el grandioso Palacio. La ciudad se encuentra en fase de excavación, aunque con ayuda del guia se puede facilmente hacerse una idea de como fue en su época. Se encuentra situada en un páramo sin ningún tipo de vegetación, por lo que es recomendable evitar los dias calurosos, porque la visita puede ser bastante dura con el sol abrasador.


El paisaje desde las ruinas es magnífico, con los campos surcados por el Tajo y al fondo la alcazaba árabe de Zorita de los Canes, recientemente abierta al público. Como curiosidad, en la carretera que conduce a las ruinas desde Pastrana podeis ver las instalaciones de la central nuclear de Zorita, en fase de desmantelamiento.

1 de junio de 2011

De Pastrana a......

Viajamos de nuevo a la comarca de La Alcarria, concretamente a su capital, Pastrana. Este pueblo va asociado a un célebre personaje histórico, la Princesa de Éboli. Si el nombre no os dice mucho, si que lo hará su retrato, en cuanto penseis en una mujer del siglo XVI con un parche en su ojo derecho. Su biografía no tiene desperdicio (enlace a wikipedia). Gracias al legado de los Condes de Pastrana en su época de esplendor, hoy este pequeño pueblo, de poco más de 1000 habitantes, está repleto de iglesias, palacios o conventos que le han valido el reconocimiento como conjunto histórico-artístico.


                                                                      - Plaza de la Hora -

De todos ellos destaca el Palacio Ducal, propiedad de la Universidad de Alcalá. Está abierto al público y la visita guiada cuesta 2 €. Lo más interesante es la habitación donde estuvo recluida la princesa durante años y el balcón, cerrado con una reja, donde se la permitía salir una hora al día. Ese hecho da nombre a la plaza del pueblo (Plaza de la Hora).
Otro monumento muy interesante es la Colegiata y su pequeño museo. Para los amantes del arte y de la historia la lista de lugares de interés es interminable: los conventos de San José y San Pedro (fundados por Santa Teresa y San Juán de la Cruz), la Casa de Leandro de Moratín o callejear por las estrechas calles medievales como la de la Palma, donde estaba situada la judería.