29 de julio de 2011

Puente de Brooklyn

Otro de los emblemas de NY es sin duda su famoso Puente de Brooklyn, inagurado a finales del s.XIX para unir Manhattan con Brooklyn, salvando el East River. En su momento fue un logro de la ingeniería, al ser el primer puente de acero y tenía el record de distancia entre sus dos torres de apoyo. El puente se cruza tranquilamente en un paseo de algo menos de media hora. La entrada como comenté en el anterior capítulo se encuentra al lado del City Hall y es ideal como broche al dia que dediqueis al Downtown. Nosotros hicimos en un dia la  Estatua de la Libertad, el Distrito Financiero y el puente.


El carril peatonal transcurre paralelo al de los ciclistas y no hay que invadir este porque van a toda velocidad y te miran con mala cara. Las vistas de Manhattan desde el puente son inolvidables. Tras llegar a Brooklyn podeis contemplar el sky line desde el Brooklyn Heights Promenade, un agradable parque a orillas del East River. Allí se encuentran dos famosos establecimientos: el River Cafe, un restaurante bastante caro gracias a su magnífica panorámica de Manhattan y donde al parecer son típicas las pedidas de mano; y Grimaldi, la pizzeria más famosa de NY, por la cual pasamos dos veces y desistimos de entrar por las largas colas. Para regresar a Manhattan, aparte del socorrido taxi neoyorquino, hay una parada de metro al lado.

27 de julio de 2011

Wall Street

Una vez dejada atrás la Estatua de la Libertad vamos a explorar el Downtown, desde Battery Park hasta la entrada del Puente de Brooklyn.

Nada más salir de Battery Park se encuentra la iglesia Shrine to Elisabeth Ann Seton dedicada a la que fue la primera santa estadounidense. Lo interesante es el contraste entre el pequeño edificio de ladrillo y la mole de los rascacielos que la flanquean.

La siguiente parada es el pequeño parque de Bowling Green, repleto de oficinistas comiendo su sandwich, donde se ubica uno de los símbolos de Wall Street, la escultura Charging Bull, un tremendo toro de bronce de más de 3000 Kg que la tradición manda tocar sus genitales para tener suerte en los negocios (un día de estos tengo que acordarme de comprar acciones...)

Muy próxima se encuentra Trinity Church, una iglesia neogótica del s.XIX cuyo campanario tuvo el honor de ser el edificio más alto de la ciudad, cuando aún no existian los rascacielos. El cementerio es un precioso lugar que contrasta entre los altos edificios y el bullicio de la zona.


Por fin entramos en la famosa Wall Street, llamada asi por ser el lugar donde los holandeses levantaron el muro defensivo de su Nueva Amsterdam. Allí se encuentra el edificio de la bolsa, cubierto por una gigantesca bandera. Tras los atentados del 11S se prohibieron las visitas a los turistas, una pena. Al lado está el Federal Hall, un edificio neoclásico que albergó el primer congreso de EEUU y presidido por una estatua gigante de George Washington.

En la cercana calle Broadway se encuentran los almacenes Century 21 (ver capítulo de compras) y un poco más adelante hay un McDonald elegante que tiene hasta pianista. Tras dejar la tarjeta de crédito echando humo en Century 21 podemos ver la Zona Cero, un inmenso solar vallado y lleno de gruas.

Antes de iniciar la caminata por el Puente de Brooklyn nos paramos en el City Hall, el famoso ayuntamiento de la ciudad (estaba en obras y no era visitable). Desde él hay una vista fenomenal del Woolworth Building, un precioso rascacielos de 1913 que era el edificio más alto del mundo hasta que lo superó el Chrysler Building, y que junto a este, para mi gusto, son los dos más elegantes.

25 de julio de 2011

La Estatua de la Libertad

Comenzamos el paseo por la ciudad desde su emblema: la Estatua de la Libertad. En las guias es un poco galimatías aclararse como ir. Pongamos un poco de claridad en el tema. Lo primero que os teneis que plantear es si quereis emplear medio dia en visitar a Miss Liberty o tan sólo quereis verla aunque sea de lejos por falta de tiempo. Si es así lo más fácil y barato (es gratis) es tomar el ferry que va a State Island. Si quereis "tocar" la estatua hay dos opciones: hacer un crucero que recorre el puerto y pasa próximo a la estatua (por ejemplo con Cicle Line Cruises que oferta el NY city pass) o ir en el barco que se dirige directamente a Liberty Island. Para coger este último o el ferry a State Island debeis ir a Battery Park (hay varias líneas de metro) y en el caso que opteis por el crucero al Pier 83 entre la 12 Av y la 42St.


Para coger el ferry que viaja a la estatua hay que estar nada más que abran porque las colas son Km. Si llevais el NY city pass se canjea el vale por la entrada en el kiosko de Castle Clinton (enfrente de donde sale el barco, no tiene pérdida). Acordaos de pedir el ticket que os permite subir al pedestal de la estatua. A la corona es practicamente misión imposible subir. Las medidas de seguridad son tremendas, hay que pasar un control de seguridad al subir al barco y otro para entrar en el pedestal, donde se debe dejar la mochila en una taquilla. Tras la parada en la estatua, el ferry continua a la isla de Ellis, el centro donde pasaban el examen médico y el control de aduana todos los inmigrantes (fenomenalmente reflejado en el Padrino II), que desistimos de ir por falta de tiempo. Madrugando y no visitando la isla de Ellis tardamos más de 3 horas en hacer la visita, pero merece la pena. Habiamos leido que a muchos viajeros les decepciona, pero a nosotros particularmente nos encantó. Las vistas del Downtown desde el pedestal son preciosas y no digamos la sensación de estar a los pies de la estatua. Su visión por los emigrantes que llegaban al puerto de Nueva York debía ser sobrecogedora por el significado de puerta de entrada a la tierra soñada.

21 de julio de 2011

Nueva York con niños

Nueva York es un gran destino para niños a partir de una edad que puedan andar distancias largas sin problemas. No lo aconsejo para ir con bebes o con niños muy pequeños porque se cansarán y os cansarán a vosotros. No es el mejor lugar para ir con sillita precisamente. Pero no hay nada que la ilusión no pueda vencer y si os apetece ir pues adelante.

Hay muchísimos lugares interesantes para ellos y podeis hacerles aún más atractivo el viaje viendo algunas películas que se desarrollan en sitios que visitareis. Uno de los lugares claves para ir con los peques es el Museo de Historia Natural y teneis un magnífico cicerone en la película "Noche en el museo". Otro es subir al Empire State o al Top of the rock y contemplar los rascacielos desde lo más alto de uno de ellos. La estatua de la libertad les llamará mucho la atención por el viaje en ferry y por ser un icono permanente que aparece en la TV. No os perdais Central Park, donde hay infinitos rincones para disfrutar con los peques. Volviendo al cine aquí podeis ponerles "Solo en casa 2" para que vean el Hotel Plaza y el parque y "Madagascar", ambientada en el zoo de Central Park. 

Todas estas visitas las iremos viendo una a una, ahora vamos a centrarnos en las tiendas para ir con niños, que les gustarán tanto o más que los lugares anteriores. 


En Times Square (otro lugar fantástico para ellos con los carteles luminosos y el gentío) hay tres tiendas muy buenas. La primera es m&m. Aunque parezca mentira que se puedan dedicar dos plantas enormes exclusivamente a vender productos relacionados con estos caramelos rellenos de chocolate, se puede, esta es la prueba. Hay dispensadores gigantes de caramelos de todos lo colores y sabores imaginables y todo el merchandising asociado, además de los muñecos danzando por la tienda para que los niños se hagan fotos con ellos. Que no se emocionen cogiendo chocolatitos que son caros.
Las otras dos tiendas son las jugueterias de Disney y de Toys R us. Primero visitad la de Disney porque es la más pequeña y si lo haceis al revés les desilusionará. En Disney tienen los típicos productos de estas tiendas pero por lo menos a mitad de precio que en Paris. Buena ocasión para comprar alguna camiseta o muñeco. La tienda de Toys R us es un producto tipicamente USA por sus dimensiones, 3 pisos con noria incluida entre ellos (foto). Lo mejor, la sección de Lego con figuras gigantes de la Estatua de la Libertad o del Empire State, el dinosaurio animado de Parque Jurásico o los chocolates de Wonka....Se volverán locos.

En la 5ª Av teneis al lado del Rockefeller Center la tienda de Lego para los amantes de este juego de piezas de montar. Próxima a Central Park está la jugueteria FAO Schwarz, junto con Hamleys de Londres la más bonita que conozco. La estrella del local es el piano que Tom Hanks toca en la película "Big" (otra que podeis ver con ellos), donde los niños pueden saltar descalzos y tocar las teclas. Toda la juguetería es de exposición, con juguetes más exclusivos pero asequibles al bolsillo. Fijaos en el taller de marionetas de los teleñecos (100 $ muñeco personalizado realizado a mano en el momento). En el cruce con 49 St está American Girl donde venden esta muñequita que debe hacer furor entre las niñas estadounidenses viendo las muchedumbres que corren en busca de la muñeca vestida con la misma ropa que se puede comprar para la niña. Una curiosidad porque son bastantes caras (y horteras para mi gusto).

Por último una macrotienda de chuches, Dylan's Candy Bar (59th St/Lexington Ave). El paraiso de los dulces, hay de todo, desde regalices o piruletas gigantes hasta un dependiente que te reboza con chocolate el dulce que has elegido. En resumen la pesadilla de cualquier diabético, hasta las escaleras están decoradas con chuches.....

19 de julio de 2011

De compras en Nueva York

Si hay algo ineludible en una visita a Nueva York son las compras. Da igual que no seas excesivamente consumista, la ciudad no deja de ser un gran escaparate donde la tentación se repite a cada paso y caerás en ella. A esto se suma el tipo de cambio actual euro/dolar (por el momento, con la maldita crisis vete a saber donde acabará) y que los precios de algunos productos, especialmente la ropa de marca americana (Calvin Klein, Ralph Lauren, Tommy, Converse...), son realmente baratos, a veces escandalosamente. Lo malo es que no volveremos a comprar nada aquí hasta que se nos olviden los precios neoyorquinos. Hay miles de tiendas dispersas por la ciudad y aunque todos hemos visto en las películas realizarlas desde una limusina como la de abajo lo mejor es descubrirlas pateando las calles.



Aquí van algunas de las mejores:

Macy's (34th St): se anuncian como los almacenes más grandes del mundo. No se si es verdad, pero son inmensos. La sección de zapatos de señora es el sueño de toda mujer. Muy buenos precios (sandalias de Calvin Klein 45 $). Lo primero que hay que hacer es ir al centro de visitantes de la primera planta y pedir una tarjeta de descuento del 10%. Es gratuita para todos los extranjeros presentando el pasaporte.

Century 21(próxima a Wall St): el no va más de los precios rebajados. Artículos de marca de otras temporadas que te obligan a mirar varias veces las etiquetas porque no te lo crees: gafas de Guess o de Calvin Klein 20 $, camisas de Pierre Cardin 15 $.... y un infinito etc. El problema es la masificación. No se cabe, olvidaté de ir a los probadores y preparaté para una larga cola en las cajas. La gente que hay en El Corte Inglés de Preciados en vísperas de Reyes es un chiste comparado con esto.

Bloomingdale´s (Lexington Av-59 th St): mucho más exclusivos y caros. Elegantísimos. Un amabilísimo señor con mucha pluma nos regaló unas muestras de colonia tras el habitual We're you from?

Daffy's (Canal St y varias más en otros puntos de la ciudad):  el Lidl de la ropa. Nada de glamour pero muy barato (sandalias de Timberland 39 $).

B&H (34th St): la mejor tienda de fotografía de NY, además hay ordenadores. Todo un espectáculo imprescindible. Regentada por judios jasídicos, con grandes medidas de seguridad y totalmente domotizada. No os la perdáis.

Las mejores tiendas no las comento, hay que descubrirlas paseando por el Soho, Nolita o Greenwich Village. Tiendas de barrio como las nuestras, con personal amable y con precios igualmente baratos (las mejores para comprarse Levi's por 40-50 $). Las de la 5ª Av y las especiales para niños las dejamos para los correspondientes capítulos. 

Para el que no tenga bastante con esto hay varios outlets. El más famoso es Woodbury Common en New Jersey, a más de una hora de autobús de NY. No fuimos porque se pierde practicamente un día y con lo que hay en Manhattan ya teníamos de sobra. Se anuncian como los más grandes de USA. La gente va con maletas vacías que vuelven llenas. Por amigos que han ido sabemos que merecen la pena para ropa carísima (de esa que no usamos) que realmente está muy rebajada.



16 de julio de 2011

Nueva York: planning

Nueva York consta de 5 grandes distritos: Manhattan, Bronx, Queens (el más extenso), Brooklyn (el más poblado) y State Island. Pero para la mayoría de turistas, Nueva York es sinónimo de Manhattan y pocos salen de aquí, ya que es donde se encuentran todos los iconos de la ciudad.


Manhattan está dividida en una cuadrícula similar al juego de los barcos, formada por líneas verticales (avenidas) y horizontales (calles). El cruce entre ambas (Vg: 42 St con la 5ª Av) determina un punto determinado. Además hay una gran avenida diagonal que recorre toda la isla: Broadway. El único lugar con un sistema de calles similar al nuestro, es decir con nombres propios y sin un patrón regular, es el Downtown (el extremo de Manhattan próximo a Brooklyn). Por lo tanto es sencillo orientarse. Las avenidas son correlativas desde la 1ª hasta la 3ª. Siguen Lexington, Park (pijolandia) y Madison, posteriormente viene la famosa 5ª Av (no hay 4ª Av) y luego de forma ininterrumpida hasta la 12ª.

Para preparar el viaje recurrimos a la socorrida guia de Loney Planet, completa y correcta como siempre, aunque no es de las mejores. Internet aporta todos los recursos imaginables. El lugar donde más información encontré fue en "el foro de los viajeros" sobre la Costa Este (link) . Al final de la página inicial encontrareis el apartado específico de Nueva York con toda la información, incluidas guías, restaurantes, tiendas, museos.....de todo. Gracias al foro contraté la magnífica excursión fuera de Manhattan que veremos en próximos capítulos. Este blog tan sólo es una modesta aportación con nuestra opinión sobre los lugares que visitamos, pero en el foro encontrareis muchísimos más datos. Desde aquí la felicitación a los moderadores.

Es muy importante que os traceis un plan de visitas porque la ciudad no permite ir de un lado para otro continuamente por las grandes distancias y si se os olvida ver algo en un determinado barrio es probable que no regreseis a él. Todo está abierto todos los días de la semana, pero cada musical de Broadway suele descansar un día y las famosas misas gospel de Harlem son en domingo, por lo tanto empezar a planificar por ahí. Lo mejor para comenzar es subir al Empire State para hacerse una idea de Manhattan y realizar la excursión por Bronx-Queens-Brooklyn para situarse espacialmente. Si quereis ver la ciudad a fondo son necesarias al menos 5 noches y de forma muy justa. Nosotros hemos estado 7 y nos hemos dejado muchas cosas en el debe.

La visita la organizaremos desde el Downtown hacía el Uptown, aunque no fue como nosotros la hicimos, pero asi os hareis una mejor idea de la ciudad.

14 de julio de 2011

Nueva York: guia de supervivencia II

Cómo moverse en la ciudad
Os cansareis de andar y andar. Las distancias en Manhattan son inmensas y la gracia de descubrir ciertos barrios es precisamente ir paseando por sus calles y pararse continuamente en las innumerables tiendas.
La forma mejor de recorrer distancias largas es el metro. Es seguro de día y en Manhattan. De noche y en barrios periféricos es mejor evitarlo. Toda la información sobre el mismo la podeis encontrar en la web oficial. El billete sencillo es muy caro (2.25$) y muy poco práctico. Es mejor obtener una metrocard en los cajeros automáticos de cada estación, son muy fáciles de manejar ya que disponen de menus en español. Podeis sacar una metrocard “pay-per-ride”, con lo que cada trayecto os cuesta un poco menos que el billete sencillo y al recargarla con 10 o 20 $, te dan algunos $ de regalo o lo que es más aconsejable, obtener una metrocard “unlimited-ride” con la que puedes viajar todas las veces que quieras durante un día (7.50 $) o una semana (25 $). El funcionamiento de las líneas es un poco más complejo que el nuestro, ya que los fines de semana algunas no están operativas y en otras estaciones hay bocas de metro distintas para dirigirse hacia Uptown o Downtown. Es muy útil instalarse alguna aplicación para el movil con el mapa del metro (hay varias gratuitas).
Dentro del metro os podeis encontrar con maravillas como esta....


Para trayectos no excesivamente largos o nocturnos el taxi es muy buena alternativa. Como comenté antes, son más baratos que en España y toda una experiencia neoyorquina. Conducen como en un gran premio de F1, vereis camisetas con el anagrama “yo sobreviví a los taxis de NY”.

Comer
Las opciones son infinitas y para todos los bolsillos. Los restaurantes clásicos son caros (una cena para dos sin excesos no baja de 100 $) y recordar que al precio hay que añadir entre el 15-20% de propina (tip). Aunque en teoría no es obligatoria en la práctica lo es. Normalmente la factura te indica la cantidad aconsejada (15, 18 o 20%) según la calidad del servicio recibido. Muchos camareros obtienen gran parte de su salario exclusivamente de la propina.
Hay cientos de restaurantes de comida rápida, aparte de las conocidas hamburgueserías McDonalds, Burger King, Fridays o Wendy, hay franquicias de comida italiana (Sbarro’s), carne a la parrilla (Tad’s), chinos, japoneses, vietnamitas..... Por poner un ejemplo el McDonalds es un poco más barato que aquí.
Son muy prácticos los puestos callejeros de comida que además de los archifamosos hot dogs (3 $), venden hamburguesas, kebab o pollo con arroz. Muy socorridos para una comida entre visita y visita.
Por último algo tipicamente neoyorquino: el deli. Una especie de tienda de barrio, en ocasiones abierta las 24 horas, que vende un poco de todo y especialmente comida preparada. Se vende al peso y te la llevas en unos recipientes de plastico. Si viajais con niños son una salvación para la hora de la cena cuando estais agotados de la paliza diaria andando por Manhattan. Tan sólo hay que calentar la comida en el microondas. Hay un poco de todo (incluidas pizzas), aunque es un poco cara.

Bonos de descuento
El NY Pass (web) te permite entrar a cualquiera de las atracciones más conocidas de la ciudad durante los días que compres el bono. El precio por un día para el pase de adulto es de 80$, 110$ 2 días y 175$ 7 días. En un día es imposible ver más de 3-4 de estas grandes visitas y el de una semana es un poco caro.
Nosotros nos decidimos por el NY City Pass (web) que te permite entrar una vez a cada una de las 6 atracciones más populares por 79 $ durante una semana desde la primera visita. Se puede comprar en cualquiera de las taquillas de estas atracciones o bien por internet. El precio que ofrecen en la web oficial creo recordar que es similar al de las taquillas. Justo antes de comprarlo lei en un foro que era más barato en atrapalo (web) y es verdad, nos ahorramos 20 € entre los 4 pases. Te mandan un justificante por e-mail con el que recoges los tickets en la primera taquilla que visites.

Seguro médico
No olvidar contratar algún seguro de viaje que incluya cobertura médica. Son baratos, muchas veces se ofrecen con el propio billete de avión y evitan un gran susto en el caso de cualquier percance por pequeño que sea (unas simples anginas). Todos los servicios médicos en USA son carísimos si no se dispone de seguro y lo que comienza como un viaje de placer puede acabar en un serio disgusto económico por una banalidad.

12 de julio de 2011

NUEVA YORK : guia de supervivencia I

Fecha del viaje: Junio-Julio 2011

Este año hemos viajado a un mito: Nueva York. La ciudad de las ciudades, un icono del mundo contemporáneo, simbolo de lo que podría ser la capital del mundo. Ciudad cercana para todos al estar omnipresente en cine y TV y más aún desde los atentados de las Torres Gemelas. Es un viaje para todos los públicos, hemos ido dos adultos, una adolescente y una niña y no se a cual de los cuatro le ha gustado más.
Este primer capítulo estará dedicado a los habituales consejos generales para planificar el viaje.


- Times Square -

¿Cuándo ir?

Debido a las temperaturas extremas que alcanza la ciudad probablemente las mejores estaciones sean primavera u otoño, por el clima y por contemplar Central Park floreciendo o con la caida de las hojas. Las Navidades permiten ver a la ciudad decorada por completo, pero tambíén aumenta el número de turistas y el precio de los hoteles. El verano es la unica opción posible para los que viajamos con hijos en edad escolar. Tiene el inconveniente del calor (no excesivo en los días que hemos estado) y las ventajas de que es más raro que la lluvia te estropee algún día y de que bajan los precios de los hoteles un poco, aunque suben los de las tarifas aereas.

Requisitos de entrada

Para los paises que no precisan visado (como España), tan sólo son necesarios el pasaporte digital (todos los que se expiden en la actualidad) y rellenar por interner el formulario ESTA (web) . Cuesta 14 $ y hay que llevar una copia impresa para entrar en el país.
Llegados a USA os harán una fotografía y os tomarán las huellas digitales. En algún caso (como el nuestro y el de algún otro amigo) os llevarán a la comisaría del aeropuerto sin decir el motivo, os harán esperar un buen rato y sin explicar nada os sellarán el pasaporte y os dejarán entrar. Es bueno conocerlo para evitar ponerse nervioso y pasar un mal rato.
Otro dato interesante es que no es recomendable cerrar las maletas con candados o con clave de seguridad porque en ocasiones son inspeccionadas por el servicio de aduanas (en cuyo caso os aparecera un papel dentro de la maleta indicando que ha sido abierta). Si está cerrada con un candado lo más probable es que aparezca rota.

¿Por nuestra cuenta o por agencia?

Los seguidores del blog ya sabeis que casi siempre recomendamos viajar a nuestro aire. En este caso  pedimos presupuestos a varias agencias (entre ellas El Corte Inglés y Halcón Viajes) pensando que el paquete vuelo+hotel+traslados podía ser más económico que el conseguido por nosotros. El precio que nos dieron por los tres conceptos ha sido equivalente a todo el dinero que nos hemos gastado, compras incluidas (innumerables). Por lo tanto es mucho más barato contratar todo por nuestra cuentra, que además se limita al vuelo y al hotel.

Billetes de avión

Hay vuelo directo desde Madrid con Iberia, American Airlines, Delta Airlines y alguna otra compañía. Además hay muchos vuelos via otra ciudad europea. Nueva York dispone de dos aeropuertos principales: La Guardia para vuelos nacionales y JFK para vuelos internacionales, que es donde aterrizan los procedentes de Europa. Las tarifas varían considerablemente, un buen precio son 500 € por billete. En temporada alta suben mucho y en temporada baja es posible obtener precios inferiores. Se trata de dar vueltas una y otra vez a las webs de buscadores de vuelos hasta dar con el nuestro. Nosotros conseguimos billetes por 500 €, ida con Air France via París y regreso directo con Delta. La duracion del vuelo es de unas 7h 30’ a la ida y una hora menos a la vuelta. Ambos aviones eran comodísimos, el de Delta con pantalla de TV individual en cada asiento con numerosas películas, series de TV, música,  juegos....

Hoteles

Es uno de los puntos clave del viaje porque supone el mayor gasto. Un hotel decente de Manhattan rara vez baja de los 250 $ por habitación y noche. Muchos disponen de habitaciones familiares, lo cual es fundamental para los que viajamos con los hijos.
Os recomiendo reservar hotel en Manhattan, hacerlo en otro lugar para ahorrar dinero sólo es razonable si se va a permanecer en la ciudad un periodo prolongado, sino se pierde muchísimo tiempo en los traslados a Manhattan, donde están la práctica totalidad de los puntos de interés.
De nuevo recurrir a las páginas habituales de busquedad de hoteles (booking, tripadvisor, venere...) y guiaros por las opiniones de los viajeros. Os aconsejo que el hotel esté situado aproximadamente entre las calles 30 y 60 (cuanto más cerca de Times Square en 42 St más céntrico y también más caro). Si se viaja con niños es muy práctico que tenga un Deli cercano (donde se puede comprar comida preparada) y que disponga de frigorífico y de microondas. Nosotros elegimos el Affinia Dumont (34 St con Lexington Av) y volvería a repetir sin duda (ver críticas en tripadvisor). Muy importante al comparar precios de hoteles es fijarse si están incluidas o no las tasas (nuestro IVA) para no tener la desagradable sorpresa de pagar un precio mucho más alto del que habíamos previsto. Es excepcional que el hotel incluya el desayuno en el precio y ninguno ofrece media pensión o pensión completa.

Traslados desde el aeropuerto

Se puede ir en transporte público al hotel, pero es poco práctico por las maletas. También hay una flota de furgonetas que trasladan a varios viajeros a sus respectivos hoteles, con lo cual se enlentece el viaje. Si viajan más de dos personas probablemente el taxis sea la mejor opción. El trayecto a Manhattan tiene un precio fijo de 45 $, más el peaje de los túneles de entrada (4.50 $), más la propina. En total unos 55 $ para un trayecto de unos 45’, nada caro comparado con las tarifas de nuestros taxis. Al salir del aeropuerto hay que dirigirse a la parada oficial donde un ordenanza os dará un pequeño ticket con la tarifa y os llamará al taxi. Ojo que es muy común que os ofrecezcan otros taxis por doquier pero no son de fiar.