29 de julio de 2011

Puente de Brooklyn

Otro de los emblemas de NY es sin duda su famoso Puente de Brooklyn, inagurado a finales del s.XIX para unir Manhattan con Brooklyn, salvando el East River. En su momento fue un logro de la ingeniería, al ser el primer puente de acero y tenía el record de distancia entre sus dos torres de apoyo. El puente se cruza tranquilamente en un paseo de algo menos de media hora. La entrada como comenté en el anterior capítulo se encuentra al lado del City Hall y es ideal como broche al dia que dediqueis al Downtown. Nosotros hicimos en un dia la  Estatua de la Libertad, el Distrito Financiero y el puente.


El carril peatonal transcurre paralelo al de los ciclistas y no hay que invadir este porque van a toda velocidad y te miran con mala cara. Las vistas de Manhattan desde el puente son inolvidables. Tras llegar a Brooklyn podeis contemplar el sky line desde el Brooklyn Heights Promenade, un agradable parque a orillas del East River. Allí se encuentran dos famosos establecimientos: el River Cafe, un restaurante bastante caro gracias a su magnífica panorámica de Manhattan y donde al parecer son típicas las pedidas de mano; y Grimaldi, la pizzeria más famosa de NY, por la cual pasamos dos veces y desistimos de entrar por las largas colas. Para regresar a Manhattan, aparte del socorrido taxi neoyorquino, hay una parada de metro al lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario