27 de julio de 2011

Wall Street

Una vez dejada atrás la Estatua de la Libertad vamos a explorar el Downtown, desde Battery Park hasta la entrada del Puente de Brooklyn.

Nada más salir de Battery Park se encuentra la iglesia Shrine to Elisabeth Ann Seton dedicada a la que fue la primera santa estadounidense. Lo interesante es el contraste entre el pequeño edificio de ladrillo y la mole de los rascacielos que la flanquean.

La siguiente parada es el pequeño parque de Bowling Green, repleto de oficinistas comiendo su sandwich, donde se ubica uno de los símbolos de Wall Street, la escultura Charging Bull, un tremendo toro de bronce de más de 3000 Kg que la tradición manda tocar sus genitales para tener suerte en los negocios (un día de estos tengo que acordarme de comprar acciones...)

Muy próxima se encuentra Trinity Church, una iglesia neogótica del s.XIX cuyo campanario tuvo el honor de ser el edificio más alto de la ciudad, cuando aún no existian los rascacielos. El cementerio es un precioso lugar que contrasta entre los altos edificios y el bullicio de la zona.


Por fin entramos en la famosa Wall Street, llamada asi por ser el lugar donde los holandeses levantaron el muro defensivo de su Nueva Amsterdam. Allí se encuentra el edificio de la bolsa, cubierto por una gigantesca bandera. Tras los atentados del 11S se prohibieron las visitas a los turistas, una pena. Al lado está el Federal Hall, un edificio neoclásico que albergó el primer congreso de EEUU y presidido por una estatua gigante de George Washington.

En la cercana calle Broadway se encuentran los almacenes Century 21 (ver capítulo de compras) y un poco más adelante hay un McDonald elegante que tiene hasta pianista. Tras dejar la tarjeta de crédito echando humo en Century 21 podemos ver la Zona Cero, un inmenso solar vallado y lleno de gruas.

Antes de iniciar la caminata por el Puente de Brooklyn nos paramos en el City Hall, el famoso ayuntamiento de la ciudad (estaba en obras y no era visitable). Desde él hay una vista fenomenal del Woolworth Building, un precioso rascacielos de 1913 que era el edificio más alto del mundo hasta que lo superó el Chrysler Building, y que junto a este, para mi gusto, son los dos más elegantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario