21 de septiembre de 2011

New York: The End

Tras más de 20 capítulos sobre Nueva York, que me han mantenido entretenido con el blog durante el verano, este viaje llega a su fin. Espero haber dado pistas sobre lo más interesante de la ciudad y sobre todo que sirva de ayuda a quien viaje allí. 

Este viaje ha llegado tarde para mi. Tenía que haberse producido muchos años atrás. De hecho ha sido uno de los viajes de los últimos años que a priori menos me entusiasmaban. Y sin embargo ha sido uno de los que más me han gustado. Representa la búsqueda de muchos de nuestros mitos, que el cine se encarga de recordarnos a diario. Es verdad que Nueva York tiene mucho mas caché que otras ciudades gracias al cine y a la tele, pero no es menos cierto que es una ciudad que por si sóla se basta y sobra para promocionarse. Cualquiera de las grandes ciudades que hemos visitado hasta ahora se quedan empequeñecida frente a esta, no sólo por sus rascacielos, sino sobre todo por la sensación de universalidad que tiene, con gentes, culturas, lenguas o actividades infinitas.



Además de las clásicas visitas al Empire State, la 5ª Av, la estatua de la libertad o Central Park, os recomendaría la excursión por los otros barrios fuera de Manhattan que hemos visto, es lo que hace que el viaje salga de la senda habitual del turista y se convierta en una verdadera experiencia.

Como colofón os dejo con Alicia Keys. Cada vez que oigo esta fantástica canción me acuerdo de una ciudad que me ha dejado un recuerdo imborrable.





17 de septiembre de 2011

Hay vida fuera de Manhattan 3: Queens y Brooklyn

Queens es el distrito más extenso y en él se encuentran algunas de las mejores mansiones de la ciudad como la que vimos en el capítulo anterior. Es un barrio muy heterogéneo, con emigrantes de todas las partes del mundo. Entre sus puntos más conocidos está Flushing  Meadows-Corona Park, donde se disputa el Open USA y el lugar donde se organizó la Exposición Universal de 1964. El emblema de la misma fue el Unisphere, una esfera que representa los cinco continentes y que aparece en la película Men in black. Al lado está el Museo de Arte de Queens, donde hay una maqueta gigantesca de la ciudad con sus 5 barrios. Si Bronx tiene a los Yanquees, Queens tiene a los Mets que juegan en el Shea Stadium. Por último dos curiosidades: un enorme cementerio que tiene como telón de fondo los rascacielos de Manhattan, donde se rodaron escenas de El Padrino y una central térmica al lado del East River que inyecta vapor de agua al sistema de alcantarillado para evitar que se congelen en invierno y que es la causante de que salga vapor de las alcantarillas (la famosa escena de Marilyn con su vestido blanco).



Si Queens es el distrito más extenso, Brooklyn es el más poblado con 2.5 millones de habitantes. Algunos le consideran el verdadero NY, lejos de las masas de turistas, los tiburones financieros de Wall Street o los ricachones de Park Avenue. Tan sólo visitamos el barrio judio, otro de los lugares que más nos impactó de la ciudad. No hemos estado en Israel, pero me imagino que se asemeja mucho. La mayoría de sus vecinos son judios ortodoxos con su típica indumentaria. Todos los hombres, mujeres y niños van vestidos de la misma manera, los autobuses escolares están rotulados en hebreo, al igual que las tiendas...

Salimos de Brooklyn por Manhattan Bridge hasta Chinatown donde finalizaba la excursión. Toda ella estuvo amenizada por una magnífica banda sonora que Gerardo iba "pinchando" con maestría: el citado 41 shots,  Rubén Blades, Jennifer López, Alicia Keys o Billy Joel. Y para el final "New Yor, New York" de Sinatra cruzando el puente camino de Manhattan. Broche final para una excursión y un guia memorables. No dejeis de hacerla si visitais la ciudad, si es posible el primer o segundo día que esteis allí para situaros en el mapa.

15 de septiembre de 2011

Hay vida fuera de Manhattan 2: Bronx

Tras recorrer la 12 Av salimos de Manhattan. Por el camino nos encontramos en el muelle 86 el portaaviones Intrepid, convertido en museo, un buena visita para los aficionados a los barcos. También unos apartamentitos aptos para todos los bolsillos, 3000 $ mensuales de... gastos de comunidad. Eso si incluyen desde psicólogo hasta preparador físico personal. 
La primera parada de la excursión fue The Cloisters, un lugar muy singular. Varios claustros traidos desde España y Francia, el único museo de todo el país dedicado al arte medieval. La entrada es la misma que la del Metropolitan, ya que son una parte de sus fondos.

Y por fin entramos en el Bronx, el barrio con peor fama de la ciudad. La verdad es que me lo esperaba mucho peor, claro que Gerardo nos contó que cuando es peligroso es por la noche. La parte del barrio que linda con Manhattan es la más prospera y tiene un buen nivel de vida. Según te adentras en el mismo las casas unifamiliares son reemplazadas por lúgubres pisos y en la calle hay multitud de gente ganándose la vida recogiendo envases de plástico o recauchutando ruedas. Una parte importante de sus vecinos son sudamericanos, especialmente dominicanos y puertorriqueños. Es clásica la estampa del barrio con las vias del metro, que es muchos tramos discurre a cielo abierto, cruzando las avenidas.



Gerardo nos llevó con su furgoneta a callejones, por lo que la verdad nunca iría por mi cuenta, para ver los mejores grafitis de la ciudad, muchos de ellos de algún "colega" muerto en "acto de servicio" con alguna banda rival. Uno de los más célebres es el que os mostré en el anterior capítulo.
Tras pasar por el estadio del equipo de beisbol de los Yanquees, que por cierto jugaban ese día, vimos los inmensos juzgados del Bronx, donde se desarrolla una parte de la trama de la novela "La hoguera de las vanidades" de Wolfe. Después llegamos a la comisaría donde se rodó "Distrito Apache", una peli de los 80 protagonizada por Paul Newman y que recrea la época más dura del barrio debido a las drogas. Poco tiene que ver con el Bronx de hoy en dia afortunadamente. Aunque las placas de los portales indicando que eran lugares bajo vigilancia policial y el correcional con rejas enormes para niños ¡menores de 12 años¡ al lado de la comisaria  te ponían los pelos de punta. 
Tras la cara oculta de la ciudad pasamos al barrio opuesto, Queens, donde sus mansiones (foto) reflejan la esencia del "american dream", tan lejano del que canta Springsteen en 41 shots.

13 de septiembre de 2011

Hay vida fuera de Manhattan I

La inmensa mayoría de los turistas que viajan a Nueva York no salen de Manhattan y no de extrañar si leéis los capítulos previos. Pero vale la pena "perder" al menos un día en darse una vuelta por el otro Nueva York, menos turístico, pero más cercano a la realidad de la ciudad.
Cuando preparé el viaje me encontré en el foro de los viajeros muchas menciones a un tal "Gerardo", al que todo el mundo parecía conocer como si fuese la Estatua de la Libertad o el Empire State. Tras leer y leer, conseguí dar con el personaje, un sudamericano que ha creado una pequeña empresa dedicada a realizar excursiones por la ciudad. Como todos hablaban maravillas, decidimos contratar con él la excursión que nuestras agencias llaman "Contrastes de NYC", eso si por menos dinero y en una cómoda furgoneta con no más de 8-10 personas. Gerardo Giraldo resultó un profesional como la copa de un pino. La excursión duró unas 6 horas y recorrimos parte de Manhattan, el Bronx, Queens y Brooklyn. Nos contó un montón de anécdotas sobre la vida cotidiana de la ciudad (las guarderías para perros, los sueldos, los oficios callejeros más diversos...). 
Nos llevó por lugares, especialmente del Bronx, a los cuales no me atrevería ir sólo. Para muestra el magnífico grafiti sobre Amadou Diallo, inmigrante guineano que en 1999 tuvo la mala suerte de encontrarse con una patrulla de policía y al intentar sacar la cartera para mostrar la documentación que le pedían se pusieron nerviosos y le pegaron 41 tiritos. Por supuesto los pobres policías fueron absueltos en el juicio. Menos mal que Springsteen les dedicó su magnífica "41 shots", también conocida como "American dream". Si queréis más información sobre el caso ver enlace a wikipedia (ver).








El amigo Gerardo no te pide dinero adelantado por la reserva y tan sólo cobra al final de la excursión, algo inteligente porque siempre le caerá una buena propina. Os dejo su web para que echéis un vistazo. Si queréis contactar con él sólo tenéis que mandarle un correo.... 

.... continuará

9 de septiembre de 2011

Central Park III: tras las huellas de Lennon

Terminamos el recorrido por Central Park en otro de sus rincones más célebres: Strawberry Fields Memorial, un pequeño jardín situado al lado de la calle 72 en homenaje a John Lennon.  Este espacio es conocido principalmente por el mosaico en cuyo centro se encuentra la palabra "Imagine", titulo de una de sus canciones más famosas y que fue un obsequio de Portugal. Generalmente el mosaico se encuentra cubierto de flores, muchas veces dibujando el símbolo de la paz. Me sorprendió que no estuviese lleno de turistas y nos pudimos hacer la foto de rigor nosotros sólos.



El peregrinaje en busca del Beatle se completa cruzando Central Park West hasta 72 St donde se encuentra el edificio Dakota, donde vivía Lennon y donde fue asesinado en 1980. El edificio es un bloque de apartamentos de finales del s.XIX. No se pueden visitar, hay guardia de seguridad en la puerta que sólo permite el paso a los acaudalados residentes. A su halo de misterio contribuye el asesinato de Lennon y la película "La semilla del diablo" de Roman Polanski basado en la novela homónima de Ira Levin. Son totalmente aconsejables tanto la película como la novela, para pasar una tarde de "terror" del bueno, sin vísceras ni sangre pero con la intranquilidad recorriendo el cuerpo.


Para terminar con Central Park una recomendación, detenerse en algunas de las muchas placas metálicas situadas en los bancos del parque. Son dedicatorias privadas a un ser querido, como esta de Strawberry  fields, una pequeña muestra que lejos de ser una urbe impersonal, por debajo del asfalto late la historia de las pequeñas vidas de cada uno de sus habitantes y que la convierten en una ciudad única.

8 de septiembre de 2011

Central Park II

..... continua.


Entre la 72 y la 79 St, que cruzan transversalmente el parque, se encuentran algunos de sus puntos más conocidos, entre ellos la famosa Bethesda Fountain con su ángel de las aguas de bronce. Para llegar a ella habremos recorrido el Literay Walk flanqueado por estatuas de escritores. 
A su lado se extiende The Lake (foto), uno de los mayores lagos artificiales del parque y donde se pueden alquilar barcas de remos. 
En el margen Este se encuentra el Conservatory Water, un gran estanque surcado por barcos de vela en miniatura que sale en multitud de películas y que también es un gran observatorio de aves. Al lado de él hay dos estatuas que no os debéis perder: Hans Christian Andersen y sobre todo la de Alicia en el país de las maravillas, llena de niños escaladores. Un rincón de cuento, nunca mejor dicho, de Central Park.



Al lado de 79 St se encuentra Belvedere Castle, un castillo de estilo victoriano situado en el punto más alto del parque y sede del observatorio meteorológico. Desde su terraza hay unas vistas fabulosas.
Muy cerca se celebra el festival de teatro al aire libre "Shakespeare in the Park" en las instalaciones del Delacorte Theater. 
Finalizamos el largo paseo en Great Lawn, una inmensa pradera repleta de campos de deporte, situada a los pies del mayor lago del parque, el Jacqueline Kennedy Onassis Reservoir, rodeado por la que probablemente sea la ruta de footing más conocida del mundo.

7 de septiembre de 2011

Central Park I

El gran pulmón de Nueva York es una gigantesco rectángulo de 4000 x 800 m situado en el centro-norte del Manhattan, extendiéndose desde 59 St hasta 110 St. Fue creado en el s. XIX para dotar a la ciudad de un parque a la altura de otras zonas verdes urbanas famosas como el Hyde Park londinense. Tras sufrir una grave crisis, al igual que la ciudad, en los años 70, que le convirtió en un lugar poco recomendable, hoy es una joya que hace que sea una visita ineludible, especialmente con niños. Los inmensos espacios verdes con el contraste de los rascacielos y una innumerable lista de rincones de ensueño hacen que sea mi lugar favorito de la ciudad.  Además de elegir un día soleado, es recomendable acudir en fin de semana que es cuando se llena de neoyorquinos. Nosotros tuvimos la suerte de ir el día de la fiesta nacional del 4 de Julio y parecía que toda la ciudad estaba de picnic en el césped. Dedicadle al menos medio día, comprad comida en cualquier puesto callejero adyacente al parque y comed tumbados en la hierba como un auténtico neoyorquino.



El parque es inmenso y dificil visitarlo en su totalidad. Vamos a recorrerlo partiendo desde 55 St hasta 81 St, donde se encuentra el Museo de Historia Natural y el Metropolitano. Está repleto de todo tipo de "atracciones": músicos (escuchamos a uno de ellos la mejor versión que hemos oido de "American Pie"), malabaristas, actores, ciclistas, patinadores, coches de caballos, se alquilan bicis, barcas a remo.... 
Desde 55 St os encontrareis con "The Pond" (la charca), un buen lugar donde pararse a comer el picnic viendo el perfil de los rascacielos. Cerca se encuentra el Central Park Wildlife Center, el famoso zoo de la película "Madagascar" y el Wollman Skating Rink, la pista de patinaje que sale en tantas películas y que en verano se transforma en un pequeño parque de atracciones. Al llegar a 65 St encontramos la primera de las grandes avenidas que atraviesan el parque.

.... continuará

4 de septiembre de 2011

Metropolitan


El Metropolitan Museum of Art (MET), situado en el nº 1000 de la 5ª Av, es uno de los grandes museos del mundo y el más visitado de Nueva York. Al igual que otros museos enormes, como el Louvre o el British, es inabarcable y, como siempre recomiendo, es aconsejable escoger unas cuantas obras que nos interesen y dedicarlas por entero la visita, sino nos agobiaremos ante la inmensidad de los fondos expuestos. Otros dos consejos: conseguid una guía del museo, la Lonely Planet en esto patina casi siempre y no es útil; y no hagáis como nosotros que vimos el mismo día el Museo de Historia Natural y acabamos saturados.




La fachada y el hall de entrada ya anticipan lo que te espera en el interior, colecciones y colecciones de arte de todos los estilos y épocas, desde los egipcios, persas, griegos y romanos hasta el arte moderno. De toda esta marabunta os destaco algunas que me parecieron interesantes, pero esto va por gustos:

  • El ala egipcia con el templo de Dendur, hermano del madrileño Templo de Debod.
  • Las colecciones de arte de Oriente Próximo Antiguo con las figuras monumentales de los guardianes del palacio del rey asirio Asurnasirpal.
  • La colección de arte griego y romano (foto).
  • La galeria con armaduras medievales.
  • La colección de pintura europea con obras de Rembrandt, Velazquez, Monet oVan Gogh.
  • Las salas dedicadas al arte moderno, complemento al MOMA y que nada le tienen que envidiar.

Y la lista es infinita....