11 de febrero de 2012

Museo Thyssen

Ahora que el frío aprieta y no apetece estar en la calle, una buena opción son los museos. El llamado Triángulo del Arte de Madrid alberga en poco más de un Km a tres de los mejores museos de pintura del mundo: el Prado, el Reina Sofia y el Thyssen, al cual le vamos a dedicar la entrada de hoy.
Si el Prado tiene un puñado de obras que todo el mundo conoce, empezando por las Meninas, y el Reina Sofia posee el Guernica, el Thyssen carece quizás de ese icono. Sin embargo su colección de arte abarca desde el siglo XIII hasta el XX, algo de lo que no pueden presumir los otros dos museos. Su colección de pintura italiana medieval, barroco holandés o los movimientos de vanguardia del s. XX son excelentes. Mi obra favorita es el retrato renacentista de Giovanna Tournabunoi de Domenico Ghirlandaio.
Las pinturas se encuentran expuestas en sentido cronológico en unas salas muy bien iluminadas y decoradas. Desde el punto de vista didáctico, para mi gusto, es el mejor museo de los tres ya que permite seguir un itinerario de la historia del arte.





La historia de este museo es un auténtico culebrón. La colección la comenzó el primer barón Thyssen en los años 20 y gracias al crack del 29 pudo hacerse con una inmensa colección de arte a un precio asequible, debido a la ruina de muchas de las grandes fortunas europeas y americanas. Su hijo Heinrich continuó con la adquisición de pinturas y decidió situar la colección familiar en Villa Favorita, junto al Lago Lugano. Pero la falta de apoyo económico de Suiza y el bajo número de visitante le llevaron a buscar otra ubicación, con la condición de mantener su nombre e íntegra la colección. El matrimonio con la española Carmen Cervera (Tita, la de Borja y los nietos que está a diario en los programas de cotilleo), facilitó el acuerdo con el gobierno de España. En 1992 se inauguró el museo con sede en el Palacio de Villahermosa del s.XVIII, restaurado por Moneo. Fue un buen acuerdo para ambas partes ya que hoy es uno de los más visitados del mundo con más de un millón de visitas anuales.


Datos prácticos: el museo abre de martes a domingo, de 10 de la mañana a 7 de la tarde. La entrada cuesta 9 € y permite ver tan sólo la exposición permanente. Las exposiciones temporales, como la de Chagall que se inaugura en estos días, o la exitosa exposición dedicada a Antonio López de este verano, suelen constar otros 9 €. Hay un abono del Paseo del Arte que cuesta 21 € y que permite entrar a los tres museos, se saca en las taquillas de cualquiera de ellos (web del museo).