26 de julio de 2012

Gran Palacio de Bangkok (día 3)

Tras disfrutar del fabuloso desayuno del Lebua regresamos al Oriental Pier para coger un barco con destino al Gran Palacio. Navegar por el rio es una de las mejores formas de moverse por Bangkok, especialmente por la rapidez, al evitar los grandes atascos diarios. Hay un montón de barcos distintos, los más baratos son los que llevan bandera amarilla o naranja, los que utilizan los locales para desplazarse. Hay otros barcos turísticos que tienen más asientos y son más caros. No es necesario sacar billete para embarcar, se paga a bordo a una cobradora (15 bahts / 40 céntimos) . Os dejo el link con las rutas. 

La parada del Gran Palacio es Tha Chang Pier, se encuentra a 5' andando del muelle, no tiene pérdida. El Gran Palacio abre todos los días de 8.30-15.30. Es la principal atracción turística de la ciudad, por lo tanto hay mucho gentío, además hace calor y el recinto es enorme, requiere al menos 2-3 horas. La entrada es cara para los precios tailandeses (250 bahts / 6.5 €) e incluye la visita al Palacio Dusit, situado en otro punto de la ciudad y que no vimos. Tened en cuenta que para poder entrar hay que ir con las piernas y los hombros tapados. Un buen recurso son los pantalones desmontables. 





El edificio más importante del Gran Palacio es el Templo del Buda Esmeralda (Wat Phra Kaew), la representación de Buda más venerada en el país. Realmente la imagen es minúscula (poco más de medio metro) y prácticamente no se ve entre el deslumbrante altar dorado donde se encuentra. Nos impactó el primer contacto con el ritual budista: descalzarse y arrodillarse ante la estatua de Buda, bendecirse con la flor de loto... y por supuesto la decoración del recinto, con sus tejados superpuestos, el omnipresente dorado y los yaksha o gigantes míticos que protegen los edificios y que veréis repartidos por todos los lugares del país. Acostumbrados a los decorados de cartón piedra de los parques temáticos, teníamos la impresión de que era uno más, sin embargo era real. 
Tras tomar un refrigerio en la pequeña cafetería del recinto volvimos a salir a las calurosas calles de Bangkok.

1 comentario:

  1. Precioso e increible lugar el Gran Palacio de Bangkok, como bien dices es "real" y no de cartón piedra.

    Un saludo
    Vietnamitas en Madrid

    ResponderEliminar