30 de julio de 2012

Wat Arun (día 3)

Desde el muelle Tha Tieng cruzamos el Chao Phraya por 3 baths (0.8 céntimos) para visitar el último templo de este largo día, quizás el más bonito de todo Bangkok: Wat Arun. La entrada cuesta 50 baths (1.30 €) y también cierra a las 5 de la tarde.
Situado en los márgenes del río, destaca por su torre de estilo jemer (prang) recubierta de minúsculos trocitos de porcelana china. La subida a la torre se hace por unos escalones de piedra. La altura no es excesiva pero la inclinación es muy marcada, especialmente te das cuenta al bajar. Al día siguiente tuvimos unas agujetas en las piernas como si hubiésemos corrido un maratón.



Regresamos al muelle para cruzar de nuevo el río y una vez en la otra orilla tomamos el Chao Phraya Express para regresar al Oriental Pier. Necesitabamos descansar en el hotel después de tanto templo y tanto calor. Esto es algo que tenéis que tener en cuenta. No programéis excesivas visitas el mismo día porque realmente el clima no ayuda y el viaje puede convertirse en una obligación más que en un placer.
En el Lebua nos vamos al Lounge que cierra a las 6 de la tarde. Nos bebemos una Shinga (la cerveza tailandesa más popular, muy suave) y disfrutamos de una exquisita bollería y otras delicatessen. Luego baño en la piscina. Cuando subimos a la habitación con nuestro albornoz del hotel nos encontramos en el ascensor con gente elegantísima que van a cenar al Sirocco. Nosotros tenemos cita con un cercano McDonalds a petición de la peque que ha aguantado estoicamente todas las visitas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario