27 de agosto de 2012

Bahía de Phang Nga II (día 10)

Llegamos a Panyee Island donde está asentado un poblado musulmán formado por casas flotantes. Viven del turismo, tienen un comedor gigante donde dan de comer a gran parte de las excursiones a la bahía. La comida es muy buena, y claro está, incluye pescado. El comedor está repleto de turistas, especialmente japoneses. Tras comer hacemos la clásica visita a los puestecillos de recuerdos y lo más interesante, al colegio del poblado. Los niños están en clase, todos están descalzos, los zapatos están en la puerta del aula. Las profesoras van vestidas con un uniforme de corte militar. Hay un patio con una cancha de baloncesto, que en realidad son unos paneles que flotan sobre las aguas de la bahía. Un lugar muy interesante.

- Panyee Island -
Regresamos en el longtail al muelle y volvemos a subir a la furgoneta. Tras una media hora hacemos la última parada en Suwankuha temple, situado en una cueva, donde una figura gigante de Buda está acompañada de estalagtitas y de monos, por lo que también se la conoce como la cueva de los monos. No cometais el error de comprar plátanos para darselos porque estos animalitos no son como los tranquilos elefantes, sino muy agresivos. Mientras estamos en la cueva comienza a diluviar y ya no parará. Hemos tenido una suerte tremenda, el único periodo que no ha llovido de toda nuestra estancia en Phuket ha sido durante la excursión. 
Otras dos horas y media de camino al hotel que se hacen muy pesadas. Si el tráfico de Patong ya era un caos por la mañana, ahora ni os cuento. No haber reservado hotel aquí ha sido todo un acierto.
De regreso a nuestro pequeño paraiso, baño en la piscina bajo la omnipresente lluvia y salida a cenar.
Ha sido otro de los grandes días del viaje. Si viajais a Phuket o a Krabi no os perdáis la excursión a la bahía de Phang Nga bajo  ningún concepto, es uno de esos sitios que permanecen imborrable en la memoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario