1 de octubre de 2012

Cueva de Tito Bustillo

Hoy viajamos a Ribadesella, la localidad asturiana famosa por ser el punto de llegada de la bajada del Sella que parte de la vecina Arriondas. Aunque no seas un profesional de la piragua puedes hacer la bajada en una de las numerosas agencias que se dedican a ello, con almuerzo incluido. 
Hay muchas razones para viajar hasta Ribadesella: es una magnífico ejemplo de desembocadura de un río, tiene una bonita playa, está al lado de los Picos de Europa, que visitaremos en la siguiente entrada, y cuenta con la siempre excelente gastronomía asturiana.
Pero realmente el motivo que nos hizo acercarnos hasta allí fue el poder visitar la Cueva de Tito Bustillo, tras al menos 3 intentos fracasados. Claro que estos fueron antes de la era Internet, que aunque no lo creáis la hubo, cuando poder consultar los horarios de visita y no digamos hacer una reserva eran misión casi imposible. Ahora gracias a Google todo es mucho más sencillo y en un click de ratón encontramos la web donde tenemos todo tipo de información. La cueva cierra en invierno, este año está abierta hasta finales de Octubre. 


- Entrada a la Cueva de Tito Bustillo -


La entrada incluye el Museo del mismo nombre situado a 300 metros de la cueva. Recrea de forma magnífica el interior de esta y explica de forma muy didáctica todas las pinturas rupestres que atesora. Es un lugar ideal para ir con niños (mayores de 7 años, los peques no pueden entrar en la cueva).
La visita a la cueva es guiada y dura 45'. Hay que ir con calzado y ropa adecuados porque el suelo está húmedo y la temperatura es baja. Me imagino que el guía que nos tocó también tuvo parte de culpa, pero la cueva en si es la mejor de estas características que hemos visitado (El Pindal, El Castillo, La réplica de Altamira...). Por algo todas ellas fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2008. Sólo hace falta ver la cantidad de turistas extranjeros que acuden para darse uno cuenta de la importancia de la misma. Si os interesa el mundo de la Prehistoria, como veréis por la entradas de este blog a nosotros nos atrae mucho, esta es una visita inolvidable.

También podéis entrar a La Cuevona, una cueva situada al lado de la anterior, cuyo interés es geológico, ya que no tiene pinturas rupestres. La visita también es guiada y lo más destacable es una enorme cavidad donde incluso se celebran conciertos de música clásica en los meses estivales. De nuevo el guía fue para quitarse el sombrero.




No hay comentarios:

Publicar un comentario