4 de octubre de 2012

Lagos de Covadonga

Desde Ribadesella nos dirigimos hacía uno de los puntos emblemáticos de los Picos de Europa, los lagos de Covadonga, situados aproximadamente a una hora en coche. Tras dejar atrás Cangas de Onís y tomar el desvío hacía Covadonga aparecen los primeros aparcamientos. Con ello uno se hace idea de lo que debe ser esto en los meses estivales. Es es el verdadero problema de este paraje único, la masificación. De hecho en temporada turística tan sólo se puede subir a los lagos en bus.
La carretera que conduce a los lagos desde Covadonga es conocida por todos gracias a la Vuelta Ciclista. La dureza del ascenso y el paisaje la convirtieron en una etapa mítica de la prueba ciclista desde la primera vez que se subió en el año 1983. La subida, unos 14 Km,  se las trae y si os encontráis con tráfico la vista del precipicio quedará en el recuerdo.



- La Ercina -


Los lagos pertenecen al macizo occidental del Parque Nacional de los Picos de Europa y son en realidad tres, los conocidos Enol y La Ercina, más El Bricial, un tercero que tan sólo está presente a principios de primavera con el deshielo. Hay numerosas rutas de senderismo por el entorno de los lagos, la más popular es ascender por un camino empedrado hasta el mirador situado entre Enol y La Ercina.  El gran enemigo es la niebla, muy común, aunque ha nosotros nos ha respetado dos de las tres veces que hemos ido. Eso si, con niebla en Covadonga es una temeridad subir por la carretera y porque no veréis nada. En un día soleado se puede disfrutar de uno de los mejores paisajes de España.



No hay comentarios:

Publicar un comentario