7 de enero de 2013

Covarrubias

En las próximas entradas vamos a recorrer la comarca burgalesa del Arlanza, llena de pueblos cargados de historia, especialmente de los origenes de Castilla. Comenzamos por uno de los más conocidos, Covarrubias. Este pequeño pueblo atesora un casco medieval amurallado perfectamente conservado. Pasear por sus calles adoquinadas entre casas con vigas de madera en la fachada y preciosas tiendas de artesanía es una auténtica delicia.

Entre sus monumentos destacan dos. El primero es el Torreón de Fernán González, una torre defensiva de finales del siglo X con una planta similar a otras de localidades vecinas, edificadas durante la época en la cual Almazor azotaba estas tierras. 


- Torreón de Fernán González -

Pero la verdadera joya de Covarrubias es la Colegiata de San Pedro y San Damián, del siglo XV. En su interior alberga las tumbas de numerosos personajes ilustres, entre los que destaca el conde Fernán González y su esposa Doña Sancha. En el claustro se encuentra otra tumba de un personaje novelesco, la infanta Cristina de Noruega, que viajó desde las lejanas tierras nórdicas hasta Castilla para casarse con el infante D. Felipe. Su figura es el eje de la novela de Espido Freire "La flor del norte". Pero lo realmente sorprendente de la colegiata es su museo, que posee nada más ni nada menos que una obra de Van Eyck y sobre todo el famoso Tríptico de la Adoración de los Reyes Magos. No dejéis de visitarlo. Los 2.5 € que cuesta la entrada sirven para mantener la magnífica colección de arte de este pequeño y encantador pueblo burgalés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario