28 de septiembre de 2013

Bryce Canyon

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 5/15
Capítulo 3/3

Bryce Canyon fue una de las grandes sorpresas al preparar el viaje. No habíamos oído hablar de este parque con anterioridad pero al empezar a leer diarios y ver fotos enseguida decidimos que era uno de los lugares que queríamos visitar y desde luego no nos decepcionó. La intención inicial era contemplar el atardecer en el parque y hacer una visita más completa a la mañana siguiente, pero estos planes cambiaron al tener que adelantar la visita guiada a Antelope Canyon y llegar antes de lo previsto. Llegamos alrededor de las 5 y media de la tarde y hasta que atardeció nos dio tiempo a recorrer los principales puntos de interés.

La entrada cuesta 25 $ y es válido el pase anual, fue el segundo parque donde lo usamos tras el Gran Cañón, ya que los otros dos vistos hasta ahora (Monument Valley y Antelope Canyon) son territorio navajo y el pase no es válido. 

El centro neurálgico es el denominado anfiteatro que incluye los miradores de Sunset Point, Sunrise Point, Inspiration Point y Bryce Point. Desde aquí se contempla el fascinante paisaje que ofrece este parque. La erosión de la roca caliza por la lluvia y los grandes cambios de temperatura entre el invierno y el verano han producido unas formas rocosas en vela o chimenea llamadas “hoodoos” que son el emblema del parque. La combinación del color naranja de estas con el verde de la vegetación es único.


- Bryce Point -


La mejor forma de conocerlo es realizar alguna caminata. Uno de los senderos más populares y espectaculares en el "Navajo Loop Trail". El punto de salida y de llegada es Sunset Point. Es un recorrido circular que se hace sin problema en hora y media. El comienzo es una fuerte bajada pero muy suavizada gracias a que ha sido acondicionada con una pista de tierra en forma de terraza y el final otra fuerte subida similar a la anterior. Nada más empezar aparece uno de los símbolos del parque, "el martillo de Thor" una gigantesca mole de piedra que recuerda al martillo del Dios nórdico. Al acabar el descenso hay un corto tramo llano y tras él las paredes de roca se cierran en un angosto paso conocido como "Wall Street", donde veréis piedras enormes desprendidas y el cartel anunciador de peligro. Por último se encuentra la subida que antes mencioné. Este recorrido fue el que más nos gustó de todo el viaje, el paraje es sacado de un cuento de hadas y no es nada exigente. 
Todos los miradores merecen la pena, el que más nos gustó fue Bryce Point. Su nombre, al igual que el del parque, se debe a Ebeneezer Bryce, el primer mormón que se estableció aquí y que pronunció la famosa frase: “¡Vaya lugar para perder una vaca¡”.


- Navajo Loop Trail -


Cuando empezó a atardecer dejamos el parque y nos fuimos hasta Cannonville, un pequeño pueblo situado en la carretera 12 dirección sur, a 17 millas de Bryce Canyon. Allí habíamos reservado el Grand Staircase Inn. Todo un acierto, el hotel más barato de todo el viaje y uno de los mejores.  Personal de recepción muy amable, habitación enorme, wifi que funcionaba fenomenal.... Aunque no entra el desayuno en el precio, ofrecen café y tostadas gratis. El único pero es que Cannonville es un pequeño pueblo donde no hay nada y si quieres salir a cenar hay que coger el coche e ir a Tropic (5' en coche). El hotel dispone de un supermercado donde compramos pan y embutido y cenamos en la habitación descansando tras otro día ajetreado.

Más información en la Web oficial del parque.


Próximo capítulo: Zion.


No hay comentarios:

Publicar un comentario