4 de septiembre de 2013

Conducir en EEUU


EEUU COSTA OESTE 2013

Este viaje no se concibe sin un coche, es uno de los grandes protagonistas del mismo. 

El GPS es casi imprescindible, no tanto para circular por las carreteras que están muy bien señalizadas, sino para poder "escapar" de las grandes ciudades, especialmente de Los Ángeles, sin GPS todavía estaríamos allí dando vueltas. Desde la web de TomTom puedes comprar el mapa que necesitas y si no hay suficiente espacio disponible en la memoria, el programa TomTom Home se encarga de borrar el anterior mapa e instalar el nuevo. Todos los mapas que has comprado quedan en tu cuenta personal y puedes repetir la operación cuantas veces quieras. Los 28 € que nos costó el mapa de Estados Unidos han sido más que amortizados y no nos ha fallado en todo el viaje. Si disponéis de otra marca de GPS el proceso me imagino que será similar y si vuestro equipo dispone de tarjeta de memoria basta con comprar una con el mapa de interés. Alquilar el equipo para dos semanas cuesta prácticamente lo mismo que un GPS nuevo. Es importante saber que las normas de California no permiten colocar el GPS en la luneta delantera. Se gana mucho tiempo llevando precargadas en favoritos las principales direcciones como las de los hoteles.

Es aconsejable no escatimar dinero en un buen coche de alquiler ya que será vuestro verdadero hotel y es preciso estar cómodos durante tantas horas al volante. Nosotros optamos por un todoterreno por la amplitud y sobre todo por hacer el circuito dentro de Monument Valley por nuestra cuenta. Sin todoterreno no os lo aconsejo, aunque siempre os queda la opción de contratar la excursión con los navajos. Exceptuando este punto, el resto del viaje se hace sin problemas con un coche convencional. Es muy popular el alquiler de descapotables especiamente para parejas. Si viajáis en familia o en grupo necesitaréis un vehículo con suficiente espacio en el maletero.

El coche lo alquilamos con ealquilerdecoches siguiendo el consejo de muchos viajeros, aunque en otras ocasiones no habíamos elegido esta web porque tenía muy malas críticas y nos parecían muy sospechosos sus bajos precios. Pero esta vez nos decidimos y no hemos tenido ningún problema. Tras hacer un pequeño pago de alrededor de 50 € recibes un bono donde se indica cual es la empresa del alquiler final, hasta entonces no lo sabes y aproximadamente un mes antes del viaje pagas el resto. A nosotros nos tocó AVIS y el precio por 15 días de un Ford Escape fue de 418 €, cuando en la web de AVIS era de 600 €. La inmensa mayoría de los coches de alquiler en EEUU son automáticos. El pie izdo no se usa al no tener embrague y la palanca de cambios tiene 4 posiciones: P (parking), N (punto muerto), D (marcha adelante) y R (marcha atrás). Es muy sencillo.





La gasolina se vende por galones (1 galón equivale a 3.78 litros) en 3 octanajes distintos. Siempre echábamos la más barata. El gasoil es más caro que la gasolina. Hay que fijarse en los precios de las gasolineras porque hay mucha diferencia entre ellas, el más barato que hemos visto ha sido de 3.40 y el más caro de 6.22, es decir entre 67 céntimos y 1.25 €/litro (lo que hace la libre competencia...). Casi todas las gasolineras admiten el pago con tarjeta, aunque en algunas es más barato pagar en metálico. Generalmente funcionan con prepago, primero pagas y luego rellenas el depósito tu mismo.

Las distancias se miden en millas (1 milla equivale a 1.6 Km). Las normas de circulación son similares a las europeas. Los principales cambios son la presencia de los semáforos al otro lado de los cruces y que se permite girar a la derecha con el semáforo en rojo siempre que no venga otro vehículo. En las autopistas es muy común adelantar por los carriles derechos. Son muy intransigentes con los límites de velocidad (algo menores que los nuestros). La presencia policial es continua, en los pueblos veréis el coche del sheriff vigilando desde el arcén y en las autopistas el Highway Patrolman parando a algún conductor. Las multas por exceso de velocidad no son ninguna broma porque en ocasiones llevan asociadas una citación judicial, con lo cual despediros del viaje. En Los Ángeles hay bastante control policial desde helicópteros. Si os para la policía permaneced en el coche sin salir de él. También son muy poco tolerantes con los coches mal aparcados o que han sobrepasado el tiempo del parking.

Personalmente el tema de la conducción me agobiaba bastante y al final todo ha sido mucho más sencillo de lo esperado, aunque agotador. Es recomendable turnarse al volante. En teoría las normas de California permiten un conductor adicional gratis con cada contrato de alquiler, aunque algunas agencias lo ofertan pagando una cantidad adicional.
También en teoría es preciso sacarse el carnet de conducir internacional. Lo podéis obtener en cualquier Delegación de Tráfico por 9.90 € rellenando este impreso. En la práctica tan sólo te piden el carnet de conducir original. De todas formas os aconsejamos llevar los dos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario