18 de septiembre de 2013

De Kingman a Williams por la Ruta 66

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 3/15
Capítulo 2/2

En Kingman nos salimos de la I-40 para seguir un tramo del trazado original de la mítica Ruta 66 hasta Seligman. Se trata de una modesta carretera, similar a una de nuestras antiguas comarcales, con un único carril por sentido y con un arcén estrecho. La Ruta 66 se inauguró en 1926 y unía Chicago con Los Ángeles, recorriendo gran parte del país a lo largo de casi 2500 millas. Significó para muchos estadounidenses el camino hacía la tierra prometida del Oeste y numerosas localidades a lo largo de la misma mantuvieron su economía gracias a ella. En los años 80 fue dada de baja definitivamente tras llevar varias décadas de decadencia al haber sido reemplazada por las grandes autopistas interestatales. Es una carretera mítica gracias al cine, la música y la literatura. En el tramo que recorrimos pudimos ver lo que queda del mito, pueblos decadentes que vivieron sus años de esplendor varias décadas atrás cuando el tráfico de la Ruta 66 les aseguraba clientes para sus moteles o restaurantes y que ahora malviven gracias a la nostalgia de los turistas.

La primera parada la hicimos en Hackberry General Store. Fue el sitio que mas nos gustó de la Ruta 66, posiblemente porque al ser el primero todo nos era novedoso y porque nos encontramos con un numeroso grupo de motoristas en sus Harleys que le daban un sabor especial. Se trata de una antigua gasolinera que se ha convertido en un museo de la Ruta 66 de los años 50'. Es un lugar donde podéis tirar cientos de fotografías porque hay innumerables rincones encantadores. Tiene una tienda con todo tipo de recuerdos de la ruta.

Después paramos en Seligman donde teníamos muy buenas referencias de Angel Delgadillo, una antigua barbería convertida igualmente en tienda de recuerdos. Nos gustó menos porque coincidimos con dos autobuses llenos de turistas que quitaban todo el encanto al lugar. El pueblo es un homenaje a la ruta 66 con tiendas temáticas por todos los lados. Es idéntico a Radiador Spring, el pueblo que aparece en la película de Disney, “Cars”, de hecho veréis coches decorados como los de la peli. 


- Hackberry & Seligman -

Tras Seligman regresamos a la I-40 hasta nuestro destino, Williams, localidad mucho más grande que las anteriores y que se nutre de turistas de la Ruta 66 y sobre todo del Gran Cañón, situado a una hora en coche. Es un pueblo muy agradable y con bastante ambiente. Llegamos sobre las 7 de la tarde. Nos alojamos en el hotel Days Inn situado a las afueras de la localidad. Nos costó 140 $ con desayuno incluido. Tiene una pequeña piscina cubierta ideal para darse un chapuzón después de tantas horas al volante. Aquí hicimos la primera visita a la lavandería con las pastillas de detergente que habíamos comprado en el Walmart de Barstow. Funcionan con monedas de  50 c y el conjunto de lavadora y secadora cuesta unos 2-3 $. Tarda cada una 30’- 45’. Para nosotros han sido un descubrimiento porque te permiten llevar mucho menos ropa al viaje.

Para cenar teníamos pensado ir a Twister Soda Fountain por recomendación de otros viajeros, pero estaba cerrado pese a que no era demasiado tarde (las 9 de la noche). La verdad es que la decoración del restaurante es totalmente años 50’. Nos contentamos con una pizzería cercana. La hora punta de la cena, en general, son las 7 de la tarde. A partir de las 9 de la noche encontraréis muy pocos lugares abiertos y a las 10 todo está cerrado; excepto en las grandes ciudades. De regreso al hotel, ya de noche, vimos una lucecitas misteriosas y al irnos acercando nos dimos cuenta que procedían de un cementerio al lado del hotel que tenía unas estelas fosforescentes en algunas tumbas...


Próximo capítulo: el Gran Cañón del Colorado.


No hay comentarios:

Publicar un comentario