16 de septiembre de 2013

Los Ángeles - Kingman

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 3/15
Capítulo 1/2

Tras el paréntesis de Los Ángeles hoy comenzaba realmente el viaje con la primera etapa maratoniana, de hecho la más larga de todas. Nos esperaban 475 millas (764 Km) hasta Williams, localidad de Arizona próxima al Gran Cañón. Realmente esta es una etapa de transición, pero por el camino se pueden visitar un montón de lugares interesantes. Para prepararla leímos numerosos diarios y fuimos haciendo una lista de todas las posibles visitas, eligiendo tan sólo las que más nos convencieron.

Salimos del laberinto de autopistas de Los Ángeles sin ningún problema gracias al GPS. Eran las 8 de la mañana de un domingo y aún no había excesivo tráfico. Tardamos unas 2 horas por la I-15 hasta nuestro primer destino, Barstow, ciudad donde se cruza esta autopista, que continua hasta Las Vegas, con la I-40 que se dirige hacía Arizona y que fue la que seguimos. Prácticamente en el cruce de ambas habíamos localizado un Walmart (621 Montara Road) donde hicimos la primera compra del viaje. Además de comida compramos varias cosas muy útiles. La primera un alzador para la peque, ya que su altura estaba en el límite de lo que indicaban las normas de tráfico de California y no queríamos problemas, además de ir más segura. Nos costaba más el alquiler que comprar la silla (menos de 10$). También compramos un parasol gigante para cubrir el maletero ya que las empresas de alquiler suelen entregar los todoterreno sin bandeja; pastillas de detergente en monodosis con suavizante incluido para las lavanderías y uno de los elementos claves del viaje: la nevera. Por 8 $ nos permitió llevar en todo momento bebidas frías y conservar los alimentos. Fue una de las protagonistas indudables de este periplo.

Desde Barstow hay 3 horas de coche hasta Kingman, ya en Arizona, donde comeríamos. La carretera es muy aburrida, enormes rectas con el desierto del Mohave como acompañante. El paisaje es muy parecido al de nuestra N-II a su paso por Los Monegros. Al lado de la carretera actual discurre el trayecto original de la famosa Ruta 66 que nos acompañaría hasta el final del día y que veremos en el próximo capítulo.
Por el camino nos salimos de la autopista en busca de nuestra primera gasolinera con la intención de llenar el depósito.  La sorpresa fue mayúscula al ver que el precio del galón superaba los 5 $, cuando en Los Ángeles rondaba los 3.50 $. Por lo tanto echamos tan sólo 30 $ de gasolina y continuamos nuestro camino. Llenaríamos más tarde el depósito en Kingman a 3.60 $, además de comprar hielo para estrenar la nevera.


- Kingman : locomotora Santa Fe y Restaurante Mr. D'z -

Kingman es un importante núcleo ferroviario y durante el trayecto pudimos ver trenes de mercancías enormes, llegamos a contar hasta 150 vagones en uno de ellos. El mejor símbolo de este vínculo de la ciudad con el ferrocarril es la locomotora de los años 30, Santa Fe, situada en un parque al lado de la avenida principal (Andy Devine Ave) según se entra en la localidad. Unos metros más adelante se sitúa la cafetería donde paramos a comer, Mr. D'z , un hito en la mayoría de los diarios de otros viajeros  y que realmente merece la pena. Está ambientada en los años 50 y es como retroceder en el tiempo. La decoración, las camareras, el mobiliario, la música.... todo es de otra época. Comimos dos hamburguesa, un sándwich, alitas de pollo, las bebidas y un batido (milkshake) por 53 $. Las hamburguesas de las mejores del viaje y el sándwich de pollo con jalapeños el mejor. Un lugar muy recomendable.

Próximo capítulo: de Kingman a Williams por la ruta 66.




No hay comentarios:

Publicar un comentario