24 de octubre de 2013

Fisherman´s Wharf, el muelle de San Francisco

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 12/15
Capítulo 3/3

Fisherman's Wharf es el antiguo puerto de San Francisco reconvertido en zona de ocio. Es un lugar ideal para pasear y para ir con niños ya que ofrece múltiples posibilidades: tiendas, restaurantes, museos, el acuario o las fantásticas vistas de la bahía y de la isla de Alcatraz. Invita a pasear por sus callejuelas de madera, entrar a curiosear en las tiendas o montarse en el carrusel veneciano. La zona más turística y atractiva es el Pier 39 especialmente por la presencia de una colonia de leones marinos que lleva aquí instalada desde el terremoto de 1989. Los leones dormitan sobre unas plataformas de madera, de vez en cuando se dan un chapuzón y emiten sus característicos gruñidos. Te puedes pasar horas contemplándolos.
Hay mucha oferta gastronómica, algunos de los restaurantes más populares son Bubba Gump, donde cenamos el primer día tras la visita nocturna a Alcatraz o Crab House para los aficionados al marisco. Aunque lo más auténtico es comer sentado en algunos de los bancos, mientras se contempla la bahía, un bocata de crema de pescado (clam chowder) que venden en puestecillos callejeros. Un recuerdo típico que podéis comprar es un chaquetón reversible (impermeable/forro polar) con el dibujo del Golden Gate por unos 20 $.



- Colonia de leones marinos, Pier 39, USS Pampanito -


En el cercano Pier 45 hay otra atracción recomendable: el submarino USS Pampanito. Un auténtico submarino de la II Guerra Mundial que es posible visitar (nosotros llegamos tarde y tan sólo lo vimos por fuera, pero merece la pena especialmente para los peques). Desde aquí nos acercamos hasta Ghirardelli Square, una zona comercial que debe su nombre a la fábrica de chocolate más famosa de la ciudad. Allí teníamos pensado cenar en Lori´s Dinner, una cadena de hamburgueserías estilo años 50´s que cuenta con varios establecimientos, pero que estaba cerrada para una fiesta privada. Regresamos hasta las proximidades del Pier 45 para cenar en Rainforest Cafe (145 Jefferson St), un restaurante ambientado como si de una selva se tratase y que hará las delicias de los niños. La comida está bastante bien, aunque un poco cara (106 $ cena para cuatro). Tras la cena, paseo nocturno contemplando esta maravillosa ciudad hasta nuestro refugio en el barrio chino.

Próximo capítulo: Golden Gate Park.


No hay comentarios:

Publicar un comentario