28 de octubre de 2013

Golden Gate y Sausalito

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 13/15
Capítulo 2/2

El Golden Gate es sin duda el símbolo de San Francisco, no es el puente más grande de la ciudad pero si el más famoso. Su construcción en los años 30 estuvo plagada de dificultades de financiación debido a la crisis económica (¿os suena?). Fue un hito de la ingeniería de la época y actualmente juega un papel básico en el tráfico rodado ya que por él transitan unos 100.000 vehículos a diario.

El puente se puede cruzar en coche, a pie o en bicicleta, ya que tiene carriles específicos para peatones y ciclistas. Hay una excursión muy popular que consiste el alquilar una bicicleta en el muelle, cruzar el puente hasta Sausalito y regresar en ferry a San Francisco. El precio de alquiler de la bicicleta suele incluir un pequeño picnic y el billete del ferry. Hay que disponer de prácticamente un día para hacerla y aunque el trayecto es bastante llano, hay algunos repechos entre el Golden Gate y Sausalito. Si disponéis de tiempo y de un día soleado es una magnifica opción.

Para contemplar el Golden Gate hay tres miradores, uno en la orilla de la ciudad y los otros dos en la opuesta. El mirador situado en San Francisco es Fort Point, está muy bien indicado en un desvío a la derecha justo antes de entrar al puente. Es un lugar muy bonito para pasear con la bahía a tus pies. La vista del puente debe ser también muy buena, pero desgraciadamente nos vimos nada con la niebla que había. Tras cruzar el puente paramos en el segundo mirador: Vista Point. Se tiene una vista más frontal y sobre todo se divisa toda la ciudad (en caso de ausencia de nubes que no era el caso). En este mirador hay paneles informativos sobre la construcción y la estructura del Golden Gate.


- Casas flotantes en Sausalito -


Sausalito se encuentra a 10' en coche tras cruzar el puente. Es un pequeño pueblo muy turístico y lugar de residencia de artistas y gente adinerada. Junto con Carmel, que visitamos al día siguiente, fue el pueblo más bonito del viaje. Las vistas de la bahía son espectaculares, tiene unas casas en las laderas de las colinas al lado del Pacífico impresionantes, un precioso puerto deportivo... en resumen uno de esos sitios en los cuales te quedarías sin dudarlo. Pese a estar muy cerca de San Francisco su clima es más cálido. De hecho ese día brillaba el sol, era verano en Sausalito y otoño en San Francisco.
Aparcamos en el parking del puerto por 2 $ y nos fuimos a comprar una hamburguesa a Hamburgers (737 Bridgeway). Es un pequeño local situado enfrente del puerto deportivo fácilmente identificable por su toldo verde y recomendado por muchos blogueros. Ganó el premio a la mejor hamburguesa del viaje (y eso que tuvo un gran número de competidores). Las hamburguesas son caras (4 hamburguesas, 2 bolsas de patatas fritas y las bebidas 43 $) pero merecen la pena. El local es minúsculo y no tiene mesas. Lo mejor es llevarse la comida hasta el puerto donde hay mesas de picnic (llenas de excrementos de paloma por cierto).
Siguiendo la calle principal se encuentran las famosas casas flotantes de Sausalito, una pequeña colonia de unos 30 vecinos que viven en un lugar sacado de un cuento y dónde es posible notar aún los ecos del ambiente bohemio de los 60.

Dejamos atrás este lugar encantador y cruzando los dedos nos dirigimos al tercer mirador, nuestra última oportunidad de ver el Golden Gate. Está situado en Battery Spencer, un desvío a mano derecha antes de entrar en el peaje del puente (6 $ dirección San Francisco, la salida de la ciudad es gratuita).  Curiosamente el día estaba despejado excepto... aquí. Nos acordamos de un capítulo de Doraemon donde sacaba una máquina de hacer niebla de su bolsillo mágico. Pues bien, la dichosa máquina estaba justamente aquí. Es increíble con que rapidez las nubes tapaban por completo el puente para en pocos segundos volver a estar despejado. De hecho en las fotos que amablemente nos hizo otro turista aparecemos con el fondo totalmente de niebla y en la siguiente despejado. Pero tuvimos suerte y las nubes nos permitieron disfrutar de la mejor vista que se puede tener del puente.


- Golden Gate desde Battery Spencer -

Aparcamos el coche en el hotel y dedicamos el resto de la tarde a volver a recorrer las tiendas de Chinatown y de Union Square, la zona comercial por excelencia de la ciudad. Fuimos a la tienda de Apple para gozar del wifi gratuito ya que el chino-wifi de nuestro hotel peor no podía ser. Nos acercamos hasta Macy's a recordar la visita a su tienda hermana neoyorquina y a comprar alguna cosilla, volvimos a ver como cambiaban de sentido a mano los tranvías del cable car....
A la hora de la cena regresamos a nuestro territorio para cenar en un restaurante chino, House of Nanking (919 Kearny St), igualmente recomendado por otros viajeros. Si en Sausalito comimos la mejor hamburguesa del viaje, ahora disfrutaríamos de la mejor cena de todas por 44 $. Si os gusta la comida china no dejéis de acudir a este pequeño local donde suele haber cola para entrar. Toda la comida está buenísima, pero el pollo con sésamo se lleva la palma.
Tras la cena nos retiramos a nuestros aposentos con la pena de que era la última noche en San Francisco, una de esas ciudades que tenemos subrayada para volver algún día.

Próximo capítulo: de San Francisco a Carmel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario