12 de octubre de 2013

Mariposa Grove

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 10/15
Capítulo 2/2

Paramos a unas 6 millas antes de llegar a Mariposa Grove para dar una vuelta por el Hotel Wawona, otro edificio histórico de madera situado en una enorme pradera y adyacente a un campo de golf. Un lugar idílico. Aquí hay una gasolinera tras muchas millas sin encontrar ninguna. Nos pasamos de listos y no hicimos caso al cartel que indicaba que el parking de Mariposa Grove estaba completo y que se recomendaba ir en bus. Nos fuimos en nuestro coche y al llegar allí unos rangers te prohibían el paso porque no había plazas en el parking. Nos costó regresar al punto anterior y esperar a que pasase el bus gratuito.

Mariposa Grove se encuentra en el límite sur del Parque Nacional de Yosemite y es famoso por sus milenarias secuoyas. Desde el parking parten varios senderos bien señalizados por donde se puede caminar a la sombra de estos inmensos árboles. También hay un bus turístico que realiza el mismo recorrido pero es bastante caro. El recorrido más sencillo y corto es el denominado Lower Grove, es circular y son aproximadamente 3 Km. Calcular unas 2 horas para ver el parque tranquilamente. Toda la información la podéis obtener en la web, incluido el folleto en español (allí lo venden por 50 c). No puedo dejar los enlaces porque debido al bloqueo del presupuesto que sufren los EEUU estos días las webs no funcionan.


- Fallen Monarch -

Este es otro lugar que, al igual que en el Gran Cañón, las fotos no hacen justicia, ya que no se puede plasmar la grandeza de estos árboles gigantes. En el folleto están marcados los más singulares y hay paneles informativos a lo largo del sendero. Las secuoyas están protegidas por una valla y no se pueden tocar. No sorprendió mucho leer que el fuego es clave para el desarrollo de estos gigantes, ya que son resistentes al mismo y a la vez elimina otras especies que compiten por el suelo. La protección contra los incendios que se realizaba con intención de preservar a las secuoyas casi acaba con ellas y actualmente se realizar incendios controlados para favorecer su desarrollo.
El primer ejemplar destacable es Fallen Monarch, una gigantesca secuoya que se cree que fue arrancada del suelo hace varios siglos. Fijaos en la foto en el tamaño de las raíces y compararlo con el de la carretera de al lado. Unos metros más adelantes se encuentra un grupo de  4 secuoyas conocidas como Bachelor and three graces.


- Grizzly Giant & California Tunnel Tree -

Continuamos por el agradable camino viendo un montón de corzos y de ardillas. Llegamos al árbol más grande del parque, llamado Grizzly Giant, de unos 1800 años de vida y de unas dimensiones colosales. Tan sólo una de sus ramas laterales de 2 metros de diámetro es mayor que cualquier otro árbol del parque que no sea una secuoya. Después nos encontramos con la secuoya que mas nos impactó: California Tunnel Tree. Un árbol inmenso con un túnel tallado en su tronco a finales del s.XIX para permitir el paso de diligencias tiradas por caballos. Este fue el último punto donde llegamos, aquí nos dimos la vuelta porque quedaba poco para que comenzara el atardecer y teníamos que coger el último bus que nos llevase al Hotel Wawona, donde teníamos aparcado el coche.

Nuestra impresión de Yosemite es que un espacio natural grandioso, otro de los puntos indispensables de cualquier viaje a California. Merece la pena pasar varios días en él para poder hacer excursiones, pero tan sólo contábamos con un día y creo que lo aprovechamos muy bien. Mi recomendación es que si le vais a dedicar más de un día busquéis alojamiento dentro del parque porque si tenéis que salir y entrar para ir a dormir a un hotel fuera se pierde mucho tiempo. Las distancias son grandes y hay bastante tráfico por las carreteras (incluidas gran cantidad de autocaravanas que lo ralentizan aún más). Si, como nosotros, tan sólo vais a estar un día no merece la pena dormir dentro porque es bastante más caro y en general con establecimientos de peor calidad que los de las localidades próximas.

Este fue uno de los hoteles, junto el de San Francisco, que más nos costó encontrar. Al final nos decidimos por el hotel Yosemite Southgate en Oakhurst, situado a media hora de Mariposa Grove en una carretera llena de curvas. Nos costó 165 $. Todos los alojamientos de esta zona son bastante caros. El hotel está muy bien, incluye desayuno y tiene wifi, piscina y sauna. Recomendable.

Como llegamos bastante tarde cuando fuimos a cenar eran las 9 y media de la noche y Oakhurst  parecía un pueblo fantasma. Cenamos en el único local que vimos abierto y con clientes, una pizzería que no recuerdo el nombre (enfrente del McDonalds). Cenamos unas pizzas muy buenas por 31 $. Tras un largo y agotador día nos fuimos a dormir con la ilusión de lo que nos esperaba al día siguiente...

Próximo capítulo: llegada a San Francisco.


1 comentario:

  1. Enlace de prensa sobre el peligro del furtivismo:

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2014/04/12/actualidad/1397264378_050188.html

    ResponderEliminar