18 de octubre de 2013

Visita nocturna a Alcatraz

EEUU COSTA OESTE 2013
Día 11/15
Capítulo 3/3

Tras el paseo por Chinatown y un breve descanso en el hotel, fuimos andando hasta el Pier 33, desde donde parte el ferry hasta Alcatraz. En la zona del muelle tan sólo hay parking de pago. Por lo tanto es aconsejable ir en transporte público o andando. Para visitar Alcatraz es imprescindible hacer la reserva por internet para evitar quedarte sin ver una de las mayores atracciones de San Francisco. De hecho en la taquilla se avisaba que no quedaban tickets disponibles hasta dentro de una semana. Las reservas se hacen en la web de Alcatraz Cruises. Al escribir estas líneas no es posible realizar reserva debido al bloqueo del presupuesto y que ha supuesto el cierre de todas las oficinas de turismo estatales.
La visita más demandada es la nocturna que parte del muelle a las 18:30 y regresa de noche. Los principales alicientes respecto a la diurna son poder contemplar el skyline de San Francisco de día y de noche y visitar el hospital de Alcatraz. Hicimos la reserva con dos meses de antelación y prácticamente ya no había plazas disponibles, esta es una de las reservas que primero tenéis que hacer. Las dos entradas de adulto, una juvenil y otra infantil nos costaron en total 131 $.





El ferry tarda unos 15' en realizar el trayecto desde el Pier 33 hasta la isla. Una vez en ella se distribuye al pasaje en grupos que acompañados por un guía comienzan un pequeño ascenso por una rampa hasta la entrada a la prisión, mientras se narran algunos aspectos de la historia de Alcatraz. Una vez que se entra en las instalaciones se entrega una audio guía (incluida en el precio), disponible en varios idiomas, entre ellos el español, que narra de manera magistral la visita. Los narradores son actores que encarnan a presos auténticos de la prisión. Tan sólo hay que seguir las indicaciones que  van dando, irse moviendo entre los diferentes pabellones y empaparse del espíritu carcelero: las galerías de presos, las oficinas, el despacho del alcaide, la cocina, el comedor, el patio..... Es muy recomendable ver la película de 1979 "Fuga de Alcatraz" protagonizada por Clint Eastwood que recrea el intento más famoso de fuga de esta prisión casi inexpugnable.





Como ya comenté, la visita nocturna permite ver las instalaciones del hospital (cerradas durante el día) y sobre todo contemplar el atardecer sobre San Francisco y el Golden Gate como podéis ver en las fotos. Desde una terraza de la isla se tienen las mejores vistas de la ciudad. En conjunto la visita dura unas 2 horas. El tiempo tan sólo está limitado por el horario de regreso del último ferry (21:30). Os recomendamos que llevéis ropa de abrigo porque en la cubierta del ferry, especialmente a la vuelta, hace mucho frío. A nosotros nos gustó mucho Alcatraz. La visita está muy bien organizada y la audio guía es la mejor que hemos oído. La más entusiasmada fue nuestra hija pequeña, de hecho es uno de sus puntos favoritos del viaje.

Tras regresar al muelle fuimos andando hasta el cercano Pier 39 para cenar en Bubba Gump, una franquicia especialista en gambas y ambientada en la película Forrest Gump. Ya la conocíamos de Nueva York y no nos sorprendió tanto como la primera vez; aunque es muy recomendable tanto por la comida como por el ambiente. La cena para los cuatro nos costó 100 $. Al Pier 39 le dedicaremos una entrada exclusiva más adelante.
Tras la cena regresamos andando hasta el hotel atravesando North Beach, el barrio italiano, muy animado incluso a estas horas de la noche (cerca de las 11). Pese a las continuas subidas y bajadas de las calles, San Francisco es una ciudad fabulosa para pasear. Nos parecía que en lugar de estar en una ciudad estadounidense estábamos en el sur de Europa, después de tantos días sin ver a nadie en la calle a partir de las 10 de la noche.

Próximo capítulo: descubriendo San Francisco en cable car.



No hay comentarios:

Publicar un comentario