18 de junio de 2014

Adiós Praga

Terminamos el viaje a haciendo un pequeño balance del mismo. 
Praga es sin duda una de las ciudades más encantadoras de las que hemos estado. Los amantes de la historia y de la arquitectura tiene aquí una cita ineludible. Además, aunque no son lo que eran hace unos años, los precios siguen siendo algo más económicos que los nuestros. Pero todo ello conlleva el principal problema que hemos notado: la masificación. El centro histórico no es muy extenso y hay miles y miles de turistas, especialmente en temporada alta, como Semana Santa, que es cuando hemos viajado. Si podéis evitar este tipo de fechas mejor. El tener garantizado el turismo hace que en ocasiones el precio de la entrada a algunos monumentos sea abusivo y que el personal de hostelería sea por lo general bastante desagradable, aunque no se puede generalizar porque sin embargo en el hotel nos encontramos la amabilidad personalizada.





Esta es nuestra selección de lo mejor de esta preciosa ciudad:
  • Pasear por el las calles adoquinadas del centro histórico desde la Plaza de la Ciudad Vieja hasta el Puente de Carlos, un auténtico viaje al medievo.
  • La biblioteca del Monasterio Strahov.
  • Los Jardines Vrtba.
  • El cementerio judío y la Sinagoga Española.
  • Las vistas de la ciudad desde Petrín.
  • Las esculturas de David Cerny.
  • Una noche en la ópera.
  • Una cerveza en cualquiera de sus innumerables cervecerías, especialmente la de Lokal y U Fleku.

No hay comentarios:

Publicar un comentario