29 de julio de 2014

Singapur II: Chinatown


INDONESIA 2014
Día 3/15
Capítulo 2/3

Después de comer volvimos a coger el MRT de Orchad hasta la parada de Chinatow. Allí salimos por la puerta A que te deja directamente en Pagode Street, una calle comercial repleta de tiendas orientadas a los turistas, donde se pueden comprar los típicos souvenirs muy baratos y con precio fijo. Es un Chinatown muy descafeinado, muy alejado del de Bangkok o incluso del de S. Francisco. Quedan pocos edificios tradicionales, exceptuando algunas tiendas de alimentación y los templos. Nos pareció un lugar muy turístico aunque con algunos rincones con encanto.

Uno de ellos se sitúa al final de Pagoda Street, Sri Mariamman, el tempo hindú más popular de la ciudad. En este si que pudimos entrar ya que no había casi gente y dar una vuelta por el interior. La entrada es gratuita pero para hacer fotos hay que pagar 5 $. También hay que descalzarse antes de entrar. No nos sorprendió tanto como el anterior de Little India ya que el estilo arquitectónico es similar, pero es muy interesante.


- Arriba: Pagoda Street, Sri Mariamman. Abajo: Buddha Tooth Relic Temple -

Continuamos por South Bridge Road unos metros hasta Buddha Tooth Relic Temple, en el trayecto cruzamos Smith Street, una calle que por la noche se convierte en peatonal y se llena de puestos de comida. El templo se construyó en el año 2007 para exponer la supuesta reliquia de un diente de Buda, el cual se encuentra protegido por una estupa de más de 300 kilos de oro donado por los devotos. La entrada es gratuita. No se permiten camisetas sin mangas ni pantalones cortos, pero  prestan de forma gratuita ropa para cubrirte. Nos recordó a los templos budistas de Tailandia salvando las distancias, porque "el problema" de Singapur es que todo está tan impoluto, tan ordenado, tan perfecto, que en ocasiones hace que te sientas más en un parque temático dedicado a Asia que en un lugar auténtico como es realmente.

Tras el paseo por Chinatown regresamos andando al hotel, situado al lado, para descansar y refrescarnos del calor de la calle. Cruzamos el barrio financiero dominado por los rascacielos de entidades bancarias y grandes multinacionales.
La segunda parte de la tarde la dedicamos al Singapur más glamuroso y conocido: Marina Bay. 


Próximo capítulo: Singapur III (Marina Bay)

26 de julio de 2014

Descubriendo Singapur

INDONESIA 2014
Día 3/15
Capítulo 1/3

La mayoría de la información sobre Singapur la obtuve de esta web donde puedes consultar todo tipo de datos útiles para planificar la visita. No tenía guía y tampoco encontré excesiva información de blogs, por lo que esta página fue nuestra brújula y la recomiendo.

Un poco de historia

Singapur es un país muy peculiar, realmente una ciudad-estado al estar compuesto por una isla principal que le da nombre y varias islas menores. Su extensión es de 700 Km2 (Madrid capital 600 Km2). La población es de 5 millones, de los cuales 2 millones son inmigrantes. 2/3 de sus habitantes son de origen chino, siendo las otras dos etnias más numerosas la malaya y la hindú. Las lenguas oficiales son inglés, chino mandarín, malayo y tamil. La religión mayoritaria es el budismo.

El nacimiento del Singapur moderno comienza a principios del s.XIX cuando Sir Stamford Raffles funda la colonia británica y se inicia un periodo de prosperidad gracias al comercio marítimo, que no cesa hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando cae bajo el dominio de Japón. Al acabar la guerra regresa a manos inglesas hasta 1958 cuando se independiza. Hoy es uno de los principales centros financieros y comerciales del mundo, siendo una de las economías más boyantes de Asia.


Barrio árabe, Little India y Orchad

El desayuno del hotel nos lo esperábamos bastante peor por los comentarios leídos. El comedor era bastante cutre, como un bazar chino, pero el desayuno consistía en un buffet decente, eso si alejado de todo lujo. Al salir a la calle nos golpeó el calor tropical húmedo que hace que en pocos minutos estés empapado de sudor. Menos mal que en menos de 5' alcanzamos la estación de MRT Clarke Quay cercana la hotel. El metro de Singapur es muy moderno, limpísimo como toda la ciudad, estando prohibido comer o beber dentro del metro. Además está prohibido comer chicle en el país para no ensuciar las calles. Los billetes se compran en una pantalla táctil donde se elige el destino. La máquina está en inglés y es muy sencilla de usar. El billete no hay que tirarlo ya que es necesario pasarlo por un torno para entrar y salir de la estación y además tiene un recargo por su emisión que se recupera con los sucesivos viajes. Toda la información sobre líneas o precios la tienes en esta web



- Arriba: Little India, abajo izda: Mezquita del Sultán, dcha: centro comercial ION en Orchad -


Nuestro destino era la parada Bugis para visitar el barrio árabe. Raffles llevó a cabo una política de segregación étnica situando a cada grupo en un barrio distinto, debido a ello es aún posible visitar estas reliquias del s.XIX, aunque exceptuando Little India el resto de barrios étnicos son una mezcolanza de gentes y un reclamo para turistas, con pocos edificios realmente de época. 

El barrio árabe es el más pequeño de todos y fue fundado por malayos dedicados al comercio marítimo. El eje central del barrio es la Mezquita del Sultán de construcción moderna (s.XX). El interior está reservado a los fieles. Alrededor de la mezquita se sitúan dos calles comerciales: Arab Street y Haji Lane, con tiendas de ropa, alfombras, cuero... Nosotros fuimos un domingo temprano y prácticamente no había gente, es un lugar agradable pero nada más. 

A 15' andando se encuentra Little India, este barrio si que parece realmente un trocito de la India: mujeres vestidas con sari, tiendas de alimentación con productos típicos, templos hindúes... Nos gustó mucho. La principal atracción del barrio es el Templo Veeramakaliamman dedicado a la diosa Kali. Impacta la fachada del templo rodeada por edificios modernos y repleta de todo tipo de dioses y animales de vistosos colores. Hay que descalzarse para entrar en el interior. No entramos porque en ese momento había una ceremonia y estaba lleno de fieles dando vueltas a las paredes del templo. Ojo al horario porque cierra a las cuatro de la tarde.

Volvimos a tomar el metro en la estación Little India hasta Orchad que da nombre a una zona comercial con una avenida de más de 2 Km repleta de centros comerciales estilo occidental (más de 30, algunos con 1000 tiendas). El más moderno y espectacular es ION donde hicimos un receso para hacer las primeras compras a precio fijo, sin el regateo típico de los siguientes días en Indonesia. Hay tiendas de todas las marcas conocidas, Zara incluida por supuesto, y los precios son más baratos que aquí gracias, entre otras cosas, al tipo de cambio. Comimos en un restaurante vietnamita, pero no elegimos bien la comida, que estaba muy especiada, y la mayoría se quedó en la mesa.


Próximo capítulo: Singapur II (Chinatown)

22 de julio de 2014

Vuelo a Singapur

INDONESIA 2014
Días 1-2/15

A las 10 de la noche partimos de Madrid destino Singapur previa escala en Dubái. Volamos con Emirates, era la primera vez que lo hacíamos con esta compañía aérea, una de las que encabezan las listas que realizan los usuarios sobre las mejores líneas aéreas. El avión era muy cómodo con pantalla de TV individual y buena atención a bordo, aunque nos gustó más la de Thai en el vuelo a Bangkok de dos años antes. Permite elección de asiento en el momento de realizar la reserva, así como de menú especial, incluido el infantil, y regalan un muñeco o una mochila a los niños. El primer vuelo duró 7 horas y la escala en el aeropuerto de Dubái algo más de 2 horas. Todos los vuelos fueron puntuales. 
El aeropuerto de Dubái es uno de los de más tránsito de pasajeros del mundo, ya que se utiliza como punto de conexión a múltiples destinos de Asia. No hay que pasar control de pasaporte pero si el control de seguridad del equipaje de mano, si a esto sumamos que tiene 3 terminales unidas por un tren monorraíl, se necesita algo más de una hora en la escala para no tener problemas de enlace con el siguiente vuelo.


- Marina Bay -


El segundo vuelo con destino a Singapur duró algo menos de 7 horas y media. Habíamos salido a las 10 de la noche de Madrid y llegamos a Singapur a las 9 de la noche del día siguiente. Un palizón. Elegimos esta combinación porque era la más corta y la mas económica. La otra opción que barajamos fue volar a Kuala Lumpur ..... desde Ámsterdam. Cuando nos enteramos del derribo del avión de Malasia Airlines nos quedamos de piedra. 

Para entrar en Singapur no es necesario visado para los españoles. Tan sólo hay que rellenar un formulario por familia que te entregan en el avión y pasar el control de inmigración. Allí te sellan el pasaporte y te entregan la mitad del formulario que deberás devolver a la salida del país. El aeropuerto de Changi está considerado por los viajeros como el mejor del mundo. Y ello se nota en la rapidez del proceso de control de pasaportes, nada comparable al tercer grado que te someten los estadounidenses por ejemplo. Incluso te preguntan al salir el grado de satisfacción con el proceso.

La moneda es el dólar de Singapur. Con el tipo de cambio actual un euro equivale a 1.60 dólares de Singapur. Es difícil encontrar un banco español que trabaje con ella, lo más práctico es cambiar en el aeropuerto al llegar, aunque el tipo de cambio es algo peor que en las casas de cambio de la ciudad. Con 100 € que cambiamos tuvimos para las 3 noches en total que pasamos en Singapur, ya que casi todo se puede pagar con tarjeta.

Para trasladarse al centro se puede optar por el bus, el ultramoderno metro (MRT) o el taxi. Nos decidimos por este último al ser cuatro con las respectivas maletas y por la paliza que llevábamos encima. Además los taxis son muy seguros, como todo en Singapur, permiten el pago con tarjeta de crédito, aunque con recargo, y son bastante más baratos que los nuestros (aproximadamente 30 dólares / 18 euros). El trayecto hasta el hotel duró una media hora.

El hotel de Singapur fue el que más nos costó encontrar de todo el viaje. Los precios se asemejan a los europeos, lejos de los de Indonesia. Además de caros, las opiniones que encontramos es que las habitaciones son minúsculas (el precio del suelo en Singapur es oro), muy húmedas y no demasiado limpias. Buscando y buscando nos decidimos por un pequeño hotel, Jayleen 1918, situado en 42 Carpenter Street, en el distrito financiero con una parada de metro (Clarke Quay) al lado. Nos costó 168 € la noche una habitación "executive family room", pequeña pero no claustrofóbica, bien ventilada, limpia y con el aire acondicionado funcionando a tope. Lo mejor del hotel es su gran ubicación, al lado de Chinatown, de Marina Bay y de una parada de metro. Es difícil encontrar una mejor relación calidad/precio para los estándares de la ciudad.

Cenamos en un restaurante de comida rápida ¡mexicano¡ situado en el centro comercial cercano a l hotel, a precios casi europeos (55 € los cuatro) y nos fuimos a dormir tras haber perdido totalmente el sentido del día, la hora y el lugar donde estábamos.

Próximo capítulo: descubriendo Singapur


19 de julio de 2014

Itinerario Indonesia


El viaje tiene 3 puntos muy distintos entre si:
  1. La ultramoderna ciudad de Singapur. Punto de entrada a Indonesia y muy recomendable como destino de 1-2 noches.
  2. La paradisiaca isla de Bali, repleta de templos, arrozales, cocoteros, artesanos y gente maravillosa. Nos instalamos en Ubud, la capital cultural y destino ideal para conocer el resto de la isla.
  3. Las islas Gili, sacadas de otro tiempo: sin tráfico rodado, sin policía, sin stress.... 




Día 1 : vuelo Madrid- Singapur vía Dubái (7 horas + 2 de escala + 7 horas.... una paliza.....)

Día 2: llegada a Singapur
  • Hotel: Jayleen 1918 (2 noches, 168 € por noche)

Día 3: conociendo Singapur
  • Barrio árabe y Little India
  • Orchad
  • Chinatown
  • Marina Bay

Día 4: vuelo a Bali (Denpasar) y traslado a Ubud
  • Hotel Beji Ubud Resort (5 noches, 119 € por noche)

Día 5: descubriendo Bali
  • Danza Barong
  • Goa Gajah
  • Gunung Kawi
  • Kintamani
  • Pura Gunung Kawi Sebatu
  • Tegallalang

Día 6: descubriendo Bali
  • Pura Ulun Danu Bratan
  • Mirador de Gobleg
  • Catarata de Munduk
  • Jatiluwih
  • Pura Tanah Lot

Día 7: descubriendo Bali
  • Pura Tirta Empul
  • Penglipuran
  • Pura Besakih 
  • Pura Goa Lawah 

Día 8: descubriendo Bali
  • Rafting en el río Ayung
  • Ubud
  • Masaje balinés

Día 9-10-11-12: descansando en las islas Gili
  • Hotel Kelapa Luxury Villas (4 noches, 228 € por noche)

Día 13: regreso a Bali (Seminyak)
  • Compras y playa en Seminyak
  • Hotel Jas Boutique Villas (1 noche, 146 €)

Día 14: vuelo a Singapur
  • Hotel Marina Bay Sands (1 noche, ¡¡¡350 €¡¡¡ que merecieron la pena por la piscina de ensueño)

Día 15: vuelo de regreso a Madrid vía Dubái


El viaje puede abaratarse considerablemente eligiendo hoteles más sencillos. Hay que tener en cuenta que nosotros viajamos 4 y que la habitación que necesitamos es por lo tanto mayor que la clásica doble. Nos dimos los caprichos de la villa de las islas Gii y del Marina Bay Sands en Singapur y volveríamos sin duda a gastarnos los euros en ambos alojamientos, especialmente la villa Kelapa de las Gili, uno de los mejores donde nos hemos alojado.

Próximo capítulo: vuelo a Singapur



17 de julio de 2014

INDONESIA

Fecha del viaje: Julio 2014

Todos los años al llegar de nuestro viaje empezamos a preparar el del año próximo, es una válvula de escape contra la rutina que recomiendo a todo el mundo. Generalmente en pocas semanas ya tenemos claro donde iremos. Este año fue una excepción y hasta pasadas las Navidades no teníamos destino. Además de cumplir los requisitos habituales de seguridad y de poder movernos a nuestro aire, queríamos unos días de playa. Al final nos decidimos por Indonesia y como iréis viendo en los próximos capítulos la elección no pudo ser mejor. Es un destino apto para todo tipos de viajeros, desde familias como nosotros, parejas en su luna de miel o mochileros, diverso a más no poder.

Preparando el viaje

Indonesia tiene más de ¡17.000 ¡ islas y es el cuarto país más poblado del planeta con cerca de 240 millones de personas. Por lo tanto hay mucho donde elegir: inmensos templos en Java, orangutanes en Borneo, culturas ancestrales en Sulawesi, dragones en Komodo y .... lo que todo el mundo conoce de Indonesia: la paradisiaca isla de Bali. Para poder hacer un viaje completo se necesitan un mínimo de 3 semanas y se quedan bastante cortas. Nosotros tan sólo disponíamos de dos semanas y nos centramos en Java y Bali, aunque al final tuvimos que borrar Java de la lista y limitar el viaje a Singapur, Bali y las islas Gili. Nuestras fuentes de información fueron los diarios de la web Los Viajeros y numerosos blogs como este.
Este año no compramos la guía tradicional de Lonely Planet porque era un tocho tremendo e incluía todo el país. Compramos la guía "Bali y Lombok" de El País-Aguilar, más bonita pero menos práctica.
Toda la información de este capítulo se refiere exclusivamente a Indonesia. La de Singapur la veremos aparte.


¿Cuándo ir?

Indonesia tiene un clima tropical y carece de estaciones como las nuestras. La temperatura media es de 25-30º y oscila muy poco a lo largo del año. La temporada seca se extiende desde Mayo hasta Septiembre. Por lo tanto la mejor época para viajar coincide con nuestro verano.
La diferencia horaria con España es de 6 horas más en Indonesia.

¿Dónde volar?

No hay vuelo directo de España a Indonesia. La forma más económica de volar es hacerlo a través de Singapur o Kuala-Lumpur (Malasia) y aprovechar para ver estas dos grandes urbes asiáticas recomendadas por todo el mundo. Singapur ha sido sin duda una de las estrellas del viaje. También hay la posibilidad de volar hasta Yakarta, la capital de Indonesia, pero esta ciudad carece de atractivos y no he leído buenos comentarios de ella. Para volar a cualquiera de ellas hay que hacer una escala en algún aeropuerto europeo o del Golfo Pérsico. El viaje es muy, muy largo y pesado. Nosotros volamos con Emirates hasta Dubái (7 horas) y desde aquí hasta Singapur (otras 7 horas). Compramos los billetes en Abril y nos costaron 735 € por persona i/v con seguro de anulación incluido.

Desde Singapur volamos con Air Asia, la compañía de bajo coste de Asia por excelencia, hasta Denpasar, la capital de Bali, por 140 € por pasajero i/v. El vuelo dura dos horas y media.





Alojamiento y comida

Al igual que comenté en el viaje de Tailandia, el sureste asiático es carne de mochileros ya que es posible subsistir con unos pocos euros al día, pero también permite darse un homenaje al cuerpo por unas cantidades irrisorias de dinero para lo que estamos acostumbrados a ver por aquí. Es posible alojarse en hoteles fabulosos por poco más de 100 €, algo impensable en Europa.
Todas las reservas de hoteles las hicimos con Booking, nunca nos ha fallado y permite no hacer ningún pago inicialmente.

La comida es muy barata. Se puede comer por muy pocos euros en puestos callejeros o en los warungs (equivalentes a nuestros bares). Una comida para cuatro en un restaurante decente puede oscilar entre 15-30 €. El plato nacional es el Nasi Goreng, compuesto por arroz frito en salsa de soja acompañado de huevo frito y pollo. La comida suele ser muy especiada y picante. No hay que perderse un montón de frutas desconocidas para nosotros y los magníficos zumos naturales y helados.
La cerveza más popular es Bintang, suave, muy parecida a San Miguel, que por cierto se vende en todos los lados por el doble de precio.


Requisitos de entrada

Para entrar a Indonesia se requiere visado, el cual se obtiene en el mismo aeropuerto de entrada al país previo pago de una tasa de 25 $ por persona o el equivalente en euros. En el avión te darán un formulario que hay que entregar en inmigración junto con otro que se rellena en el mismo aeropuerto. El pasaporte debe tener una validez de al menos 6 meses. Para salir del país hay que pagar 200.000 rupias por persona (unos 12 €), dato importante para acordarse de reservar moneda el último día.

Sanidad y Seguridad

Si viajas a Java o a Bali tan sólo son necesarias la vacuna frente a la fiebre tifoidea y la hepatitis A y B, además de tener actualizada la vacuna antitetánica. En el resto de islas se recomienda profilaxis antipalúdica. Toda la información se encuentra disponible en la web del Ministerio de Sanidad. Como siempre reitero, es muy recomendable viajar con algún tipo de seguro médico que nos cubra cualquier imprevisto.

Bali es un destino muy seguro. Las elementales precauciones que tenemos en nuestra vida diaria son más que suficientes para evitar cualquier contratiempo. La gente es muy amable. El único "riesgo" es que se os acercarán innumerables personas para intentar vender todo tipo de productos, ofrecer un taxi o una excursión. De aquí no pasa "el peligro".


Dinero

La moneda de Indonesia es la rupia (símbolo internacional IDR, símbolo nacional rp). Con el tipo de cambio actual un euro equivale a unas 16.000 rp. La moneda no cotiza en España, por lo que hay que cambiar euros allí en cualquier casa de cambio. Las hay cada pocos metros en los puntos turísticos. Compara el tipo de cambio y desconfía de aquellos que se salen de la norma y aparentemente son un chollo porque suelen tener trampa en forma de comisión. La oficina debe tener un cartel que indique que es un establecimiento autorizado y que no cobra comisión. Es mejor cambiar cantidades no muy grandes y de fácil cálculo, por ejemplo 100 €, ya que os darán millones de rupias y es muy fácil equivocarse en el cambio. Cuenta los billetes delante del empleado y fijaté bien para no confundir los billetes de 10.000 con los de 100.000 rupias porque son bastante parecidos.
Las tarjetas de crédito se aceptan en todos los restaurantes y hoteles y se suele cargar una comisión del 3% por pagar con ella. Ten en cuenta que si sacas dinero de un cajero el banco fácilmente aplicará una comisión superior a esa y que es muy poco práctico pagar la cuenta de los hoteles en rupias porque será de varios millones.
En las cartas de los restaurantes o en el precio de los hoteles hay que fijarse si está incluido el servicio y los impuestos que en conjunto pueden llegar hasta el 21%.

El sureste asiático es muy económico para el bolsillo de un europeo y el único gasto considerable es el billete aéreo, compensado de sobra con los precios de la comida y del alojamiento. Dos semanas en cualquier punto de Europa salen casi siempre más caras que el mismo periodo de tiempo en alguno de estos destinos.

Cómo moverse en Bali

Hasta ahora nuestros iconos de tráfico caótico eran El Cairo y Sicilia. Pero Indonesia les ha superado con creces. Las carreteras son el equivalente a nuestras comarcales pero con el tráfico de una autovía. Los carriles se multiplican por arte de magia y las normas de circulación son muy peculiares, de hecho las señales prácticamente son inexistentes. Con este panorama el mejor consejo es que no se te ocurra alquilar un coche. Si te gusta la aventura y dominas la conducción puedes alquilar una motocicleta, el vehículo por excelencia del país. Yo personalmente no me atrevería, aunque reconozco que tiene que tener su encanto.
La mejor forma para moverse es contratar un conductor-guía. Cualquier taxista de las ciudades más turísticas te ofrecerá sus servicios, además de los hoteles y un montón de agencias callejeras que venden excursiones. Puedes contratar todo en destino sin ninguna dificultad. Si quieres llevarlo atado desde aquí, en los foros de viajes de internet encontrarás un montón de referencias de guías. Nosotros al final nos decidimos por Todo Bali, una agencia local de guías en español. Cobran 50 € al día por vehículo y el guía que nos tocó (nuestro añorado Kerman) es uno de los mejores que hemos tenido en nuestros diversos periplos. Es algo más cara que lo que puedes encontrar allí, pero sin duda volveríamos a contratar las excursiones con ellos. Estuvimos 3 días completos viajando de un lugar a otro de la isla, suficientes para conocer los puntos más clásicos.


Próximo capítulo: itinerario