26 de julio de 2014

Descubriendo Singapur

INDONESIA 2014
Día 3/15
Capítulo 1/3

La mayoría de la información sobre Singapur la obtuve de esta web donde puedes consultar todo tipo de datos útiles para planificar la visita. No tenía guía y tampoco encontré excesiva información de blogs, por lo que esta página fue nuestra brújula y la recomiendo.

Un poco de historia

Singapur es un país muy peculiar, realmente una ciudad-estado al estar compuesto por una isla principal que le da nombre y varias islas menores. Su extensión es de 700 Km2 (Madrid capital 600 Km2). La población es de 5 millones, de los cuales 2 millones son inmigrantes. 2/3 de sus habitantes son de origen chino, siendo las otras dos etnias más numerosas la malaya y la hindú. Las lenguas oficiales son inglés, chino mandarín, malayo y tamil. La religión mayoritaria es el budismo.

El nacimiento del Singapur moderno comienza a principios del s.XIX cuando Sir Stamford Raffles funda la colonia británica y se inicia un periodo de prosperidad gracias al comercio marítimo, que no cesa hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando cae bajo el dominio de Japón. Al acabar la guerra regresa a manos inglesas hasta 1958 cuando se independiza. Hoy es uno de los principales centros financieros y comerciales del mundo, siendo una de las economías más boyantes de Asia.


Barrio árabe, Little India y Orchad

El desayuno del hotel nos lo esperábamos bastante peor por los comentarios leídos. El comedor era bastante cutre, como un bazar chino, pero el desayuno consistía en un buffet decente, eso si alejado de todo lujo. Al salir a la calle nos golpeó el calor tropical húmedo que hace que en pocos minutos estés empapado de sudor. Menos mal que en menos de 5' alcanzamos la estación de MRT Clarke Quay cercana la hotel. El metro de Singapur es muy moderno, limpísimo como toda la ciudad, estando prohibido comer o beber dentro del metro. Además está prohibido comer chicle en el país para no ensuciar las calles. Los billetes se compran en una pantalla táctil donde se elige el destino. La máquina está en inglés y es muy sencilla de usar. El billete no hay que tirarlo ya que es necesario pasarlo por un torno para entrar y salir de la estación y además tiene un recargo por su emisión que se recupera con los sucesivos viajes. Toda la información sobre líneas o precios la tienes en esta web



- Arriba: Little India, abajo izda: Mezquita del Sultán, dcha: centro comercial ION en Orchad -


Nuestro destino era la parada Bugis para visitar el barrio árabe. Raffles llevó a cabo una política de segregación étnica situando a cada grupo en un barrio distinto, debido a ello es aún posible visitar estas reliquias del s.XIX, aunque exceptuando Little India el resto de barrios étnicos son una mezcolanza de gentes y un reclamo para turistas, con pocos edificios realmente de época. 

El barrio árabe es el más pequeño de todos y fue fundado por malayos dedicados al comercio marítimo. El eje central del barrio es la Mezquita del Sultán de construcción moderna (s.XX). El interior está reservado a los fieles. Alrededor de la mezquita se sitúan dos calles comerciales: Arab Street y Haji Lane, con tiendas de ropa, alfombras, cuero... Nosotros fuimos un domingo temprano y prácticamente no había gente, es un lugar agradable pero nada más. 

A 15' andando se encuentra Little India, este barrio si que parece realmente un trocito de la India: mujeres vestidas con sari, tiendas de alimentación con productos típicos, templos hindúes... Nos gustó mucho. La principal atracción del barrio es el Templo Veeramakaliamman dedicado a la diosa Kali. Impacta la fachada del templo rodeada por edificios modernos y repleta de todo tipo de dioses y animales de vistosos colores. Hay que descalzarse para entrar en el interior. No entramos porque en ese momento había una ceremonia y estaba lleno de fieles dando vueltas a las paredes del templo. Ojo al horario porque cierra a las cuatro de la tarde.

Volvimos a tomar el metro en la estación Little India hasta Orchad que da nombre a una zona comercial con una avenida de más de 2 Km repleta de centros comerciales estilo occidental (más de 30, algunos con 1000 tiendas). El más moderno y espectacular es ION donde hicimos un receso para hacer las primeras compras a precio fijo, sin el regateo típico de los siguientes días en Indonesia. Hay tiendas de todas las marcas conocidas, Zara incluida por supuesto, y los precios son más baratos que aquí gracias, entre otras cosas, al tipo de cambio. Comimos en un restaurante vietnamita, pero no elegimos bien la comida, que estaba muy especiada, y la mayoría se quedó en la mesa.


Próximo capítulo: Singapur II (Chinatown)

2 comentarios:

  1. Reseña de prensa sobre los barrios étnicos de Singapur

    http://elviajero.elpais.com/elviajero/2015/01/08/actualidad/1420722572_201577.html

    ResponderEliminar
  2. Reseña de prensa sobre el desarrollo tecnológico de Singapur.

    http://elpais.com/elpais/2016/10/11/talento_digital/1476203282_140331.html

    ResponderEliminar