17 de julio de 2014

INDONESIA

Fecha del viaje: Julio 2014

Todos los años al llegar de nuestro viaje empezamos a preparar el del año próximo, es una válvula de escape contra la rutina que recomiendo a todo el mundo. Generalmente en pocas semanas ya tenemos claro donde iremos. Este año fue una excepción y hasta pasadas las Navidades no teníamos destino. Además de cumplir los requisitos habituales de seguridad y de poder movernos a nuestro aire, queríamos unos días de playa. Al final nos decidimos por Indonesia y como iréis viendo en los próximos capítulos la elección no pudo ser mejor. Es un destino apto para todo tipos de viajeros, desde familias como nosotros, parejas en su luna de miel o mochileros, diverso a más no poder.

Preparando el viaje

Indonesia tiene más de ¡17.000 ¡ islas y es el cuarto país más poblado del planeta con cerca de 240 millones de personas. Por lo tanto hay mucho donde elegir: inmensos templos en Java, orangutanes en Borneo, culturas ancestrales en Sulawesi, dragones en Komodo y .... lo que todo el mundo conoce de Indonesia: la paradisiaca isla de Bali. Para poder hacer un viaje completo se necesitan un mínimo de 3 semanas y se quedan bastante cortas. Nosotros tan sólo disponíamos de dos semanas y nos centramos en Java y Bali, aunque al final tuvimos que borrar Java de la lista y limitar el viaje a Singapur, Bali y las islas Gili. Nuestras fuentes de información fueron los diarios de la web Los Viajeros y numerosos blogs como este.
Este año no compramos la guía tradicional de Lonely Planet porque era un tocho tremendo e incluía todo el país. Compramos la guía "Bali y Lombok" de El País-Aguilar, más bonita pero menos práctica.
Toda la información de este capítulo se refiere exclusivamente a Indonesia. La de Singapur la veremos aparte.


¿Cuándo ir?

Indonesia tiene un clima tropical y carece de estaciones como las nuestras. La temperatura media es de 25-30º y oscila muy poco a lo largo del año. La temporada seca se extiende desde Mayo hasta Septiembre. Por lo tanto la mejor época para viajar coincide con nuestro verano.
La diferencia horaria con España es de 6 horas más en Indonesia.

¿Dónde volar?

No hay vuelo directo de España a Indonesia. La forma más económica de volar es hacerlo a través de Singapur o Kuala-Lumpur (Malasia) y aprovechar para ver estas dos grandes urbes asiáticas recomendadas por todo el mundo. Singapur ha sido sin duda una de las estrellas del viaje. También hay la posibilidad de volar hasta Yakarta, la capital de Indonesia, pero esta ciudad carece de atractivos y no he leído buenos comentarios de ella. Para volar a cualquiera de ellas hay que hacer una escala en algún aeropuerto europeo o del Golfo Pérsico. El viaje es muy, muy largo y pesado. Nosotros volamos con Emirates hasta Dubái (7 horas) y desde aquí hasta Singapur (otras 7 horas). Compramos los billetes en Abril y nos costaron 735 € por persona i/v con seguro de anulación incluido.

Desde Singapur volamos con Air Asia, la compañía de bajo coste de Asia por excelencia, hasta Denpasar, la capital de Bali, por 140 € por pasajero i/v. El vuelo dura dos horas y media.





Alojamiento y comida

Al igual que comenté en el viaje de Tailandia, el sureste asiático es carne de mochileros ya que es posible subsistir con unos pocos euros al día, pero también permite darse un homenaje al cuerpo por unas cantidades irrisorias de dinero para lo que estamos acostumbrados a ver por aquí. Es posible alojarse en hoteles fabulosos por poco más de 100 €, algo impensable en Europa.
Todas las reservas de hoteles las hicimos con Booking, nunca nos ha fallado y permite no hacer ningún pago inicialmente.

La comida es muy barata. Se puede comer por muy pocos euros en puestos callejeros o en los warungs (equivalentes a nuestros bares). Una comida para cuatro en un restaurante decente puede oscilar entre 15-30 €. El plato nacional es el Nasi Goreng, compuesto por arroz frito en salsa de soja acompañado de huevo frito y pollo. La comida suele ser muy especiada y picante. No hay que perderse un montón de frutas desconocidas para nosotros y los magníficos zumos naturales y helados.
La cerveza más popular es Bintang, suave, muy parecida a San Miguel, que por cierto se vende en todos los lados por el doble de precio.


Requisitos de entrada

Para entrar a Indonesia se requiere visado, el cual se obtiene en el mismo aeropuerto de entrada al país previo pago de una tasa de 25 $ por persona o el equivalente en euros. En el avión te darán un formulario que hay que entregar en inmigración junto con otro que se rellena en el mismo aeropuerto. El pasaporte debe tener una validez de al menos 6 meses. Para salir del país hay que pagar 200.000 rupias por persona (unos 12 €), dato importante para acordarse de reservar moneda el último día.

Sanidad y Seguridad

Si viajas a Java o a Bali tan sólo son necesarias la vacuna frente a la fiebre tifoidea y la hepatitis A y B, además de tener actualizada la vacuna antitetánica. En el resto de islas se recomienda profilaxis antipalúdica. Toda la información se encuentra disponible en la web del Ministerio de Sanidad. Como siempre reitero, es muy recomendable viajar con algún tipo de seguro médico que nos cubra cualquier imprevisto.

Bali es un destino muy seguro. Las elementales precauciones que tenemos en nuestra vida diaria son más que suficientes para evitar cualquier contratiempo. La gente es muy amable. El único "riesgo" es que se os acercarán innumerables personas para intentar vender todo tipo de productos, ofrecer un taxi o una excursión. De aquí no pasa "el peligro".


Dinero

La moneda de Indonesia es la rupia (símbolo internacional IDR, símbolo nacional rp). Con el tipo de cambio actual un euro equivale a unas 16.000 rp. La moneda no cotiza en España, por lo que hay que cambiar euros allí en cualquier casa de cambio. Las hay cada pocos metros en los puntos turísticos. Compara el tipo de cambio y desconfía de aquellos que se salen de la norma y aparentemente son un chollo porque suelen tener trampa en forma de comisión. La oficina debe tener un cartel que indique que es un establecimiento autorizado y que no cobra comisión. Es mejor cambiar cantidades no muy grandes y de fácil cálculo, por ejemplo 100 €, ya que os darán millones de rupias y es muy fácil equivocarse en el cambio. Cuenta los billetes delante del empleado y fijaté bien para no confundir los billetes de 10.000 con los de 100.000 rupias porque son bastante parecidos.
Las tarjetas de crédito se aceptan en todos los restaurantes y hoteles y se suele cargar una comisión del 3% por pagar con ella. Ten en cuenta que si sacas dinero de un cajero el banco fácilmente aplicará una comisión superior a esa y que es muy poco práctico pagar la cuenta de los hoteles en rupias porque será de varios millones.
En las cartas de los restaurantes o en el precio de los hoteles hay que fijarse si está incluido el servicio y los impuestos que en conjunto pueden llegar hasta el 21%.

El sureste asiático es muy económico para el bolsillo de un europeo y el único gasto considerable es el billete aéreo, compensado de sobra con los precios de la comida y del alojamiento. Dos semanas en cualquier punto de Europa salen casi siempre más caras que el mismo periodo de tiempo en alguno de estos destinos.

Cómo moverse en Bali

Hasta ahora nuestros iconos de tráfico caótico eran El Cairo y Sicilia. Pero Indonesia les ha superado con creces. Las carreteras son el equivalente a nuestras comarcales pero con el tráfico de una autovía. Los carriles se multiplican por arte de magia y las normas de circulación son muy peculiares, de hecho las señales prácticamente son inexistentes. Con este panorama el mejor consejo es que no se te ocurra alquilar un coche. Si te gusta la aventura y dominas la conducción puedes alquilar una motocicleta, el vehículo por excelencia del país. Yo personalmente no me atrevería, aunque reconozco que tiene que tener su encanto.
La mejor forma para moverse es contratar un conductor-guía. Cualquier taxista de las ciudades más turísticas te ofrecerá sus servicios, además de los hoteles y un montón de agencias callejeras que venden excursiones. Puedes contratar todo en destino sin ninguna dificultad. Si quieres llevarlo atado desde aquí, en los foros de viajes de internet encontrarás un montón de referencias de guías. Nosotros al final nos decidimos por Todo Bali, una agencia local de guías en español. Cobran 50 € al día por vehículo y el guía que nos tocó (nuestro añorado Kerman) es uno de los mejores que hemos tenido en nuestros diversos periplos. Es algo más cara que lo que puedes encontrar allí, pero sin duda volveríamos a contratar las excursiones con ellos. Estuvimos 3 días completos viajando de un lugar a otro de la isla, suficientes para conocer los puntos más clásicos.


Próximo capítulo: itinerario


No hay comentarios:

Publicar un comentario